Las muchas incógnitas que supone la cría de esturiones en el río Piloña

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies presentó alegaciones ante el Ayuntamiento de Parres con motivo del tramite de la licencia municipal para  la planta para actividades de acuicultura para la crianza de esturiones en la localidad de Soto de Dueñas en el río Piloña, que es un afluente del río Sella. Para los ecologistas son "muchas las dudas que supone el proyecto, dudas que están sin resolver ni por el Principado, ni por la empresa ni por el ayuntamiento a pesar del tiempo trascurrido desde su presentación".

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.
El río Piloña forma parte del LIC Río Sella de la Red Natura 2000, es un espacio singular de alto valor natural, de ahí que no se pueda poner lo que sea a cualquier precio. Entendemos que hay numerosas dudas sobre este proyecto, pendiente de respuesta:
- Las especies de esturión empleadas en acuicultura son el siberiano (Acipenser baerii) y del Adriático (Acipenser naccarii) y son especies con alto riesgo de ser invasoras así estuvieron catalogadas hasta este verano, que sorprendentemente se quitaron del nuevo catalogo de especies invasoras a petición de alguien. No se entiende que si las especies usadas son hibridas sin posibilidad de reproducción como dice la empresa, como es que parte de la actividad de la sociedad va ser la producción de caviar (no deja de ser la hueva de las hembras fértiles).
- Garantizar el caudal ecológico del manantial del Guey del Camin donde se va captar agua adicionalmente.
- No se sabe cuales van a ser las afecciones causadas por los desechos de la piscifactoría (restos de comida y heces). Porque la depuración ultravioleta con ozonización no es suficiente para depurar las aguas contaminadas biológicamente,  químicamente y farmacologicamente.
- No se sabe cual va ser el riesgo de eutrofización porque los sistemas de depuración son claramente insuficientes.
- Se desconoce el incremento de la demanda de oxígeno por los sedimentos generados por la piscifactoría.
- Se desconoce el impacto de sedimentos anóxicos y gases tóxicos.
- Se desconoce los posibles cambios en las comunidades presentes en el río y la disminución de la diversidad del bentos, por los vertidos producidos.
- Se desconoce  sobre el desarrollo de especies resistentes a la contaminación generada por los vertidos.
- Se desconoce el impacto  del uso de fármacos (antibióticos y hormonas para el crecimiento) en los cambios de la flora microbiana, sus efectos tóxicos en los organismos salvajes, alteraciones en la biodiversidad, incidencia en las cadenas tróficas, desarrollo de defensas antibacterianas en patógenos de los peces y transferencia de resistencia antibacteriana a patógenos humanos.
- Se desconoce  las alteraciones provocadas por otros agentes químicos sobre el río, así como sobre la especie cultivada y, por tanto, sobre la salud humana.
- Se desconoce el impacto  de la carga orgánica debida a la limpieza periódica del sistema.

Ante del otorgamiento de licencias, el Ayuntamiento ha de comprobar que se cumplen todas las condiciones ambientales para garantizar la inocuidad de esta planta para el entorno,  recayendo la carga de la prueba en el promotor.
Es por lo que esperamos que antes de permitir cualquier autorización se aclaren todas las dudas de este proyecto de acuicultura, que sigue dando vueltas desde hace muchos años.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.
Publicar un comentario

Archivos del Blog