29 Nov. "Viernes Negro" y "Marea Negra" contra los recortes en las Administraciones Públicas

El 29 de Noviembre será un nuevo "Viernes Negro". En Oviedo - Uvieu a las 11 horas de la mañana, desde la confluencia del EASMU y la Consejería de Bienestar Social, como los últimos viernes de cada mes, tendrá lugar la manifestación de la Marea Negra. En esta ocasión bajo los lemas: “NO MÁS RECORTES EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS. ¡CON NUEVAS LEYES NO NOS VAN A CALLAR!".

Fuente: Nota de prensa de la Asamblea de Trabajadores Públicos.
Este mes de noviembre se cumplen dos años del triunfo del Partido Popular en las elecciones generales. Junto a la reforma laboral, que ha sufrido el conjunto de la sociedad, los empleados públicos fuimos el primer objetivo del Gobierno de Mariano Rajoy.

Los ataques de todo tipo que sufrimos son más que conocidos, y ello dio lugar a infinidad de movilizaciones, de las cuales las más sonoras y persistentes fueron las de nuestro colectivo. Llevamos ya año y medio de Viernes Negros, junto con otras protestas de lo más variado. Esto no gusta ni conviene al Gobierno ni a los poderes que lo sustentan, por lo que está en marcha una nueva Ley de Seguridad Pública que está enfocada principalmente a las protestas en la calle.
Dan en hueso. Seguiremos protestando y reclamando la devolución de nuestros derechos, porque tenemos razón. Para simbolizar nuestro empeño en seguir protestando y en no dejar que nos callen, llevaremos máscaras y guantes.

Manifiesto del Viernes Negro 29 de noviembre de 2013
NO MÁS RECORTES EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS. ¡CON NUEVAS LEYES NO NOS VAN A CALLAR!.
Esta pasada semana se cumplen dos años desde la llegada del Partido Popular al poder. Junto a la Reforma Laboral, que tanto daño ha causado a los trabajadores y tanto retroceso ha supuesto respecto a lo que hasta entonces se había conseguido, los empleados públicos fuimos el primer objetivo del Gobierno de Mariano Rajoy.
La supresión de la paga extraordinaria de diciembre de 2012, se unió a medidas anteriores tomadas por gobiernos del PSOE, como la reducción del 5% de nuestros salarios en el año 2010, que a su vez seguían a anteriores congelaciones retributivas.
Los empleados públicos de este país venimos sufriendo una pérdida de poder adquisitivo de casi el 40% en los últimos 20 años, un 24%, en los últimos 3.
Pero es que además, en estos dos años de Gobierno del Partido Popular hemos visto como nos arrebataban derechos sociales y laborales que costó décadas conseguir, derechos que se presentaron ante la sociedad como privilegios, cuando fueron conquistados en anteriores negociaciones a cambio de la contención de las
retribuciones de los empleados públicos, porque ello contribuía a la estabilidad económica del país.
Sería muy largo de explicar todo lo que nos han quitado en estos dos años. Y no solamente a nosotros. Los servicios públicos han soportado ataques directos a su estabilidad, con reducciones de plantillas que han dejado al límite el funcionamiento de muchos departamentos, centros y servicios, incluidos todos los asistenciales que la casta política considera básicos, Educación, Sanidad y Servicios Sociales, lo que sin
duda repercute en la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos, dejando abiertas las puertas a futuras privatizaciones.
Hoy hay casi 400.000 puestos de trabajo menos en el Sector Público que hace dos años. En Asturies, han sido 6.000 los puestos de trabajo suprimidos. 400.000 compañeras y compañeros que hoy están en el paro, junto a otros millones de trabajadores que de la noche a la mañana se han visto en la calle cuando creían tener un trabajo con cierta estabilidad, todo ello para contener el sacrosanto déficit público, aunque sea a costa de lanzar a la desesperación del paro a mucha gente que, con la Reforma Laboral, queda con una mano delante y otra atrás.
No parece haber demasiadas diferencias entre lo que el PP hace en Madrid y lo que el PSOE hace aquí. Los dos siguen la misma línea, recortar salarios y derechos y destruir puestos de trabajo en el sector público. En Asturies no tenemos nada que agradecer a quienes nos gobiernan.
Y tras el ataque a los derechos conquistados, a los servicios públicos, a la educación y sanidad públicas, toca atacar otros derechos civiles que aún no han sufrido el acoso por parte de este reaccionario Gobierno, los derechos a la libertad de reunión, huelga, manifestación y expresión. La nueva Ley de Seguridad Pública es una Ley Antiprotestas. Una Ley que busca perseguir y criminalizar las protestas sociales y laborales y lapidar otro derecho más, el derecho de huelga.
Los empleados públicos llevamos movilizándonos de forma permanente desde que empezaron los recortes. Movilizaciones espontáneas que se han consolidado, que responden a la imposición de unos recortes injustos que solamente sirven para degradar las condiciones de vida de vida y de trabajo de millones de personas con la excusa de equilibrar su balance económico.
Hace ya año y medio que comenzaron los Viernes Negros. Hoy decimos alto y claro, con la misma fuerza que entonces, que no vamos a admitir más recortes en las Administraciones Públicas, que nos devuelvan lo que nos quitaron, que queremos recuperar ya la paga extra de diciembre de 2012, que exigimos la recuperación salarial y que vamos a pelear por la restitución de los días de asuntos propios, las vacaciones y el resto de derechos que nos robaron metiendo la mano en nuestra cartera y empeorando nuestras condiciones de trabajo y de vida. Que vamos a defender los servicios públicos, porque son de todos. Y que los ciudadanos tienen derecho absoluto a contar con unos servicios públicos de calidad.
Y mientras esto no se consiga, que sepan que vamos a continuar en nuestra lucha, porque lo que pedimos, es de justicia. Y porque además, tenemos dignidad.
ASAMBLEA GENERAL DE TRABAJADORES PÚBLICOS DE ASTURIAS
Publicar un comentario

Archivos del Blog