La Coordinadora Ecoloxista denuncia los vertidos contaminantes en un arroyo del Parque Natural de Somiedo

Cañería de vertido. -Foto Coordinadora
Ecoloxista d'Asturies-
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha denunciado ante la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente y ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico los continuos vertidos ganaderos que se están produciendo en el arroyo del Valle de Murias  en el pueblo de Arbeyales en el concejo de Somiedo.
Queremos hacer notar que dichos hechos se producen en el propio Parque Natural de Somiedo declarado desde 1988 que también es Reserva de la Biosfera desde el año 2000, también es Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves.

Fuente: Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.

Estos vertidos permitidos incumplen claramente el Plan Regulador de Uso y Gestión del Parque (Decreto 22/2007 de 14 de marzo), en su apartado 3.3, 2 c.8 con la consideración de un uso prohibido en la totalidad del Parque Natural, “En general, la alteración de las aguas con cualquier producto contaminante que pueda dañar los ecosistemas fluviales, considerándose como tal aquél que produzca una alteración perjudicial en las condiciones físicas, químicas o biológicas de las aguas subterráneas o superficiales”
Es evidente que los hechos suponen una infracción de la Ley de Aguas, lo sorprendente es que desde el Ayuntamiento y desde el Parque Natural no se haya actuado para evitar tales vertidos que son bien visibles en una zona de gran valor natural, una zona que es un reclamo turístico.
Los purines de las ganaderías de vacuno son un problema ambiental en Asturias de primer orden. No podemos olvidar que tenemos en la región según el Sadei 18.000 explotaciones ganaderas con unas 400.000 cabezas, gran parte de esas  explotaciones ganaderas  producen unos 7 millones de toneladas de purines que en gran parte no se pueden reaprovechar a la manera tradicional por la estabulación del ganado que cada vez es mayor, convirtiéndose por tanto los que no se aprovechan en un residuo con un gran impacto medioambiental,  los purines pueden contaminar el suelo por exceso de nutrientes (nitrógeno, fósforo y potasio), a su vez a las aguas continentales por sus nitratos, y la atmósfera por sus emisiones de amoniaco, metano y malos olores.
Lo que no se puede permitir como es este caso, que se evacuen directamente a la red de saneamiento sin tratamiento alguno los residuos ganaderos con el impacto que supone para el entorno natural que son nuestros ríos.
Esperemos que con nuestra denuncia las administraciones responsables pongan freno a estas prácticas que hasta ahora habían permitido y tolerado a pesar de su importancia y cantidad.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Publicar un comentario

Archivos del Blog