Convocan para el 9 de mayo un nuevo "Viernes negro" en la administración de Asturias

Fuente: Nota de la Asamblea de Trabajadores Públicos de Asturias.

"TRES MIL EMPLEADOS PÚBLICOS EXIGEN POR ESCRITO AL PRESIDENTE DEL PRINCIPADO LA RESTITUCIÓN DE LA REDUCCIÓN DE JORNADA DE VERANO", UN DERECHO MÁS ROBADO A LOS EMPLEADOS PÚBLICOS.
La Asamblea de Trabajadores Públicos de Asturias acusa al PSOE de "recortar como el PP" y convoca un nuevo Viernes Negro para mañana día 9 de mayo.
La Asamblea de Trabajadores Públicos de Asturias no agotará su lucha con este Viernes Negro. Si no conseguimos respuestas a corto plazo continuaremos con nuevas acciones; sabemos que estos días entramos en un periodo en el que a la clase política no le gusta que le estropeen su show electoral.
La movilización consistirá en una manifestación en Oviedo, que partirá a las 11 h. del EASMU (c/ Coronel Aranda, 2) y proseguirá hasta la sede de la Presidencia del Principado (c/ Suárez de la Riva).  Allí, se leerá un comunicado y se entregará al Presidente copia de los miles de escritos presentados estos días por las empleadas y empleados públicos asturianos reclamando la reducción de jornada en verano. Los asistentes están llamados a portar cualquier elemento sonoro para acompañar de la forma más estruendosa posible dicha entrega.

Nota de prensa íntegra:
La Asamblea de Trabajadores Públicos de Asturias ACUSA AL PSOE DE “RECORTAR COMO EL PP" y convoca un nuevo Viernes Negro. Este viernes día 9 de mayo los empleados públicos volvemos a la calle para exigir públicamente la restitución de uno de los derechos que nos fueron arrebatados bajo la excusa de la crisis económica: la reducción de la jornada durante el periodo estival.
En nuestra Administración, desde 1995 hasta 2001 ya disfrutamos de esta reducción horaria de 2,5 horas semanales desde junio a septiembre; en aquellos años la jornada semanal era idéntica a la actual, 37,5 horas y 40 horas para el personal con horario especial. En 2001 se implantó la jornada de 35 horas semanales (37,5 para el personal con horario especial), con lo que esa reducción se eliminó.
Pues bien, en julio de 2012, en plena vorágine de eliminación de derechos laborales, la jornada de las empleadas y empleados públicos fue aumentada a 37,30 h. semanales (40 h. para el personal con el Complemento Específico B o C), medida que fue rápidamente aplicada en nuestra Administración por el Gobierno de Javier Fernández. Nunca entendimos muy bien el alcance de aquella medida, más allá de una dudosa rentabilidad ante la opinión pública y, más bien, una excusa para despedir a compañeras y compañeros interinos y temporales, a lo que el Gobierno asturiano se aplicó con ganas; es imposible saber con certeza cuánto personal temporal fue a la calle en estos dos últimos años en nuestra Administración, pero a ciencia cierta supera el millar -excluyendo personal docente y sanitario-.
El establecimiento de una reducción horaria durante los meses estivales vendría a compensar, bien es cierto que en una muy mínima parte, ese absurdo aumento de jornada y el ingente robo de derechos que sufre hace años el personal que presta sus servicios en la Administración Pública: retributivos, jornada, permisos, vacaciones, plantillas, etc. Otras Administraciones de distinto tipo (de la AGE, Autonómicas, municipales…) y de variado signo político ya buscaron fórmulas más o menos imaginativas para aplicar esta reducción veraniega, mediante el diálogo con sus trabajadores y trabajadoras y sus representantes, y demostrando una voluntad política encomiable y de agradecer.
El Gobierno asturiano ha venido manifestando reiteradamente su discrepancia con las políticas de recortes y supresión de derechos aplicadas por el Gobierno estatal. Ésta sería una buena ocasión para pasar de las palabras a los hechos y plasmar en la práctica un talante dialogante y progresista más acorde con la ideología que manifiestan las siglas del partido que lo sustenta.
Esta Asamblea promovió en las últimas semanas una iniciativa mediante la que el personal de nuestra Administración dirigió peticiones individuales a la Consejera de Hacienda y Sector Público para la restitución de este derecho. En el día de ayer el número de escritos presentados superaba los tres mil.
Esperamos que el Gobierno asturiano no haga oídos sordos ante este clamor y, tanto en éste como en otros asuntos candentes (como puede ser el abono de la paga extra de diciembre de 2012 al que le obligan sentencias judiciales) no se inhiba cobardemente y busque soluciones con el coraje y la imaginación que
sean necesarios. La Asamblea de Trabajadores Públicos de Asturias no agotará su lucha con este Viernes Negro. Si no conseguimos respuestas a corto plazo continuaremos con nuevas acciones; sabemos que estos días entramos en un periodo en el que a la clase política no le gusta que le estropeen su show
electoral.
La movilización consistirá en una manifestación en Oviedo, que partirá a las 11 h. del EASMU (c/ Coronel Aranda, 2) y proseguirá hasta la sede de la Presidencia del Principado (c/ Suárez de la Riva). Allí, se leerá un comunicado y se entregará al Presidente copia de los miles de escritos presentados estos días por las empleadas y empleados públicos asturianos reclamando la reducción de jornada en verano. Los asistentes están llamados a portar cualquier elemento sonoro para acompañar de la forma más estruendosa posible dicha entrega.
Asamblea General de Trabajadores Públicos de Asturias
Publicar un comentario

Archivos del Blog