22 de Mayo Día Mundial de la Diversidad Biológica: Situación en Asturias

Fuente: Foto y nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.

La Asamblea General de la ONU, en virtud de la resolución 55/201 del 20 de diciembre de 2000, proclamó el 22 de mayo como el Día Internacional de la Diversidad Biológica (IDB), para conmemorar la aprobación del texto de la resolución 54/221, del 22 de diciembre de 1999, relativa al Convenio sobre la Diversidad Biológica.
En este Día nosotros desde la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies seguimos reclamando que hay que trabajar para mantener la Diversidad Biológica de los ecosistemas de Asturias que están más amenazados cada día con un Gobierno Asturiano que es el primero en incumplir la protección de las especias protegidas y sus hábitats.

Un ejemplo de esas especies amenazadas son las 20 de fauna y las 63 de flora  catalogadas como protegidas en Asturias, cuya supervivencia ha sido puesta en peligro por la presión de la actividad humana ejercida de formas parecidas y siempre complementarias: bien sobre la propia especie, a través de su explotación o incluso persecución; bien sobre el hábitat en que se desarrolla y de cuya conservación depende íntimamente.
La política del Gobierno Asturiano amenaza a nuestros mayores tesoros ambientales con agresivas actuaciones que promueve o permite y  tienen impáctos severos en estos delicados ecosistemas:
-          Una especie tan emblemática como el oso pardo sufre una fuerte presión, a pesar de los publicitados signos de recuperación, por la enorme carga que suponen las infraestructuras previstas en su área de influencia: la autovía o carretera verde de Cangas-Ponferrada, el embalse de Caleao, la estación esquí de Leitariegos que se quiere ampliar a la parte asturiana, cada vez más pistas de montaña a lo largo de toda la Cordillera, la ampliación de la mina de oro de Belmonte, o la de carbón de Degaña,  y las  decenas de canteras que se abren o reabren después de años de paralización.  Muchas decenas de los incendios que cada año sufre Asturias (la segunda región de España por el número de incendios) son provocados y afectan a zonas oseras. También sufre ésta y otras especies el riesgo del furtivismo con los miles de lazos que se ponen por los montes y que no discriminan los animales que capturan.
-          Otra especie en fuerte peligro de extinción como demuestran los últimos censos, es el urogallo, sufriendo una tremenda disminución en su número asociado a la pérdida  de hábitat debido a casos como las numerosas pistas que se están abriendo en toda la Cordillera, proyectos disparatados como la  línea Lada-Velilla que a su paso por Aller afectaría a 13 cantaderos de Urogallo.
-          Existe un riesgo manifiesto que afecta a varias especies de flora acuática y de litoral, debido a las diferentes iniciativas de urbanización costera. : lugares amenazados como; las Dunas  del Monumento del Espartal, la Turbera de Dueñas que es Monumento Natural en Cudillero, Paisaje Protegido de la Costa del Occidente y del Oriente, lugares donde a pesar de la crisis siguen las amenazas de miles de segundas residencias llevándose por delante estos espacios donde se dan especies únicas en la región.
-          Nuestros delicados sistemas acuáticos como las rías, de gran riqueza biológica, tienen otra fuerte amenaza en el urbanismo y los vertidos. Así  sucede con la presión urbanística ejercida sobre la Reserva Natural de la ría de Villaviciosa,  con los vertidos en la ría del Navía tanto industriales como urbanos.
-          Nuestra riqueza forestal está amenazada por los miles de incendios que padecemos, pero también por una nefasta política forestal que está colonizando nuestros bosques con especies como el ocalito y los pinos, altamente incendiables, que generan una menor diversidad que las tradicionales, y que además suponen un tercio de la masa forestal asturiana. Hay que recordar que el Gobierno Asturiano ha levantado la moratoria que había sobre las plantaciones de ocalitos.
-          Las canalizaciones y dragados  de nuestros ríos, con proyectos avanzados en Asturies para los próximos años por parte de la Confederación Hidrográfica, suponen eliminar una gran parte del importante bosque de ribera, bosques que poco a poco desaparecen por estas innecesarias obras hidráulicas.
-          Nuestros valles de  montaña están amenazados por grandes obras como los embalses de Caleao y Agueria, las minas a cielo abierto, y los rellenos de las grandes obras y escombreras.

Un panorama tremendo que en días como éste y durante el resto del año conviene tener muy presente, y hacérselo ver al nuevo gobierno regional, la diversidad biológica debe conservarse llevando a cabo políticas respetuosas que midan en su conjunto el impacto que se provoca sobre los ecosistemas donde se asientan. Eso sí que significa “el futuro de Asturias”.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog