Nos meten la incineradora por las malas: El Consejo de Gobierno aprueba el Plan Estratégico de Residuos del Principado 2014 a 2020

Una de las acciones de protesta contra la incineración de residuos, frente a la
Junta General (parlamento) del Principado de Asturias, en Oviedo.
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies considera un total despropósito la aprobación del "Plan Estratégico de Residuos del  Principado 2014 a 2020" por parte de la Consejo de Gobierno en el día de hoy. Más todavía cuando la administración no ha respondido a los centenares de alegaciones presentadas, y a pesar de las notables deficiencias del documento presentado a consulta pública.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.

Hay que recordar  que el documento presentado tenía notables deficiencias, que lo hacen inviable y claramente ilegal a nuestro juicio, vuelve a demostrar la prisa que tiene el PSOE por aprobarlo a pesar de su evidente impacto en la salud y en la economía domestica y municipal, la única solución que propone en incinerar mas en dos lugares diferentes y subir las tasas, para nada pretenden lo que marca la normativa que es reducir los residuos aumentar la reutilización y aumentar el reciclaje.

- Llama la atención que el soporte general del diagnóstico lo constituya la información proporcionada por COGERSA / COGERSASA, información incompleta y que se refuta de tendenciosa, pues, ante la carencia de una estructura fiable y propia del gobierno asturiano, esta entidad y empresa privada plantea por tercera vez, bajo la misma gerencia y respaldo político (PSOE), abocar a una supuesta solución (la incineración masiva) tras haber aparentemente generado un problema irresoluble, al no haber atendido durante largos años a ninguno de los objetivos marcados por la normativa, para disminuir la generación de residuos, y/o reciclar o reutilizar los mismos, tal y como ya marcada inexorablemente la ley 10/1998, así como el anterior Plan de Residuos del Principado que se incumplió todo en los años que estuvo en vigor.

- Resulta sorprendente que por no haber no hay ni un inventario de residuos producidos en Asturias su origen y su actual tratamiento, solo se traslada lo que tiene Cogersa que solo son una parte de los residuos totales generados.

- El Plan pone en peligro la salud humana y daña el medio ambiente, al generar riesgos para el agua, el aire o el suelo, la fauna y la flora, mediante la opción elegida, la incineración masiva de residuos urbanos (artículo 7 de la Ley 22/2011).

- No se valora el impacto ambiental de la incineración sobre el entorno humano y empresarial en el que se pretende ubicar este proceso contaminante, a pesar de que en un radio de 15 Km. viven más de 700.000 personas en un entorno del aire ya muy contaminado con una penosa calidad de vida, como indican todos los paramentos de salud pública que verían esta calidad  ambiental más deteriorada con otra gran fuente de contaminación ubicado  en el centro asturiano.

- Hay que recordar que en el entorno, hay una importante industria Láctea con más de 2.000 explotaciones con más de 35.000 reses  según datos del Principado, que pastan en los prados donde se depositarían las partículas que emiten las chimeneas de las incineradora proyectadas con el consiguiente impacto para la calidad de la leche y carne de estas explotaciones ya que la ingesta alimentaría es la mayor fuente de presencia de dioxinas en la cadena alimentaria, agravada por su acumulación en las partes grasas del ganado vacuno, pero también afectaría a los cultivos sostenibles que puedan existir en el entorno.

- Opta como única solución  por una incineración masiva de residuos se propone quemar 361.000 toneladas de residuos de las 490.000 toneladas de residuos urbanos que se generan todos los años, se opta por la penúltima de las prioridades establecidas (artículo 8 de la Ley 22/2011) en el marco legal, en detrimento de otras opciones. Mediante la incineración de 310.000 toneladas en la planta incineradora proyectada de Cogersa  en Gijón y 51.000 toneladas en forma de combustible en la cementera de Carreño.

- Se renuncia a la reducción, a la reutilización y al reciclaje, porque está claro que después de quemar 361.000 toneladas, poco les va quedar para reciclar.

- Se renuncia a otras formas de valorización menos peligrosas para las fracciones orgánicas como son la biometanización y el compostaje que se limita una pequeña parte de la fracción, a pesar de que son más baratas, más eficientes y menos contaminantes.

- No se presenta un plan económico de viabilidad ajustado a la normativa ambiental para financiar las inversiones previstas. Pero no se concreta como va afectar este endeundamiento a los Ayuntamientos como  partes del Consorcio responsable, ayuntamiento que algunos ya no pueden pagar a Cogersa, que va pasar cuando tengan que hipotecarse para avalar la parte que les toque de la inversión y pagar el 400% más de tasa de tratamiento.

Por todo ello desde la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies se seguirá luchando con el fin de paralizar este nuevo disparate del Gobierno Socialista.
Coordinadora Ecoloxista d'Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog