El 5º Contenedor: Cogersa explica a los ayuntamientos las claves de la recogida separada de materia orgánica

Alcaldes, concejales y técnicos de una veintena de consistorios han acudido a la jornada donde se han detallado los aspectos operativos, financieros y de sensibilización social esenciales para la puesta en marcha de este servicio. El director general de Calidad Ambiental resalta el papel esencial de los ayuntamientos para implantar este nuevo servicio. Representantes de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona han contado la experiencia piloto de colocación del llamado quinto contenedor en el municipio Barañaín.
Alcaldes, concejales y técnicos de medio ambiente de una veintena de ayuntamientos han acudido hoy a la jornada organizada por el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) para explicar las claves operativas, económicas y de sensibilización social que determinan la implantación de un sistema de recogida separada de materia orgánica.
Fuente: Nota de prensa del Gobierno del Principado

El director general de Calidad Ambiental y vicepresidente de Cogersa, Manuel Gutiérrez, ha remarcado durante la inauguración de la sesión de trabajo, el papel esencial que están llamados a desempeñar los consistorios en la implantación de este nuevo servicio, que tiene una importancia fundamental para poder cumplir con los objetivos de reciclaje que fija el nuevo Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias (PERPA) 2014-2024.
“La gestión de los biorresiduos supone la columna vertebral de un buen sistema de gestión de residuos”, ha señalado Gutiérrez, quien también ha apuntado que “el establecimiento de recogida separada de la fracción orgánica producirá, sin duda, una tendencia favorable al incremento de los niveles de aportación y calidad del resto de recogidas separadas, consiguiendo así mejores resultados globales de recuperación de materiales”.
El vicepresidente de Cogersa ha recordado que el nuevo plan de residuos establece de manera muy precisa -en un programa específico presupuestado en 26 millones de euros- cuáles son las líneas de actuación que se han de seguir para lograr incrementar hasta las 90.000 toneladas/año en 2020 la recogida separada de la fracción orgánica municipal (descontando los restos vegetales) de cara a su biometanización.
Gutiérrez ha destacado la obligatoriedad regulada en el nuevo PERPA de implantar hasta 2016 la recogida separada de biorresiduos en los grandes productores, es decir, en supermercados, centros comerciales, empresas de catering y de cocina del transporte internacional (puertos y aeropuertos), así como en establecimientos de restauración y hostelería, especialmente en las áreas donde se encuentren concentrados.
Ante los representantes municipales, el responsable de Calidad Ambiental del Gobierno del Principado ha explicado que el sistema que voluntariamente han de llevar a cabo los ayuntamientos para capturar de forma clasificada la fracción orgánica de origen doméstico, lleva parejo un incremento de gastos e inversiones en el ámbito local que tratará de ser compensado y premiado en parte con el conjunto de medidas aprobadas en la Junta de Gobierno de Cogersa del pasado mes de diciembre, con un presupuesto total de dos millones de euros anuales hasta 2017.
La experiencia piloto de Barañáin
Uno de los responsables técnicos del servicio de Residuos de la Mancomunidad Comarca de Pamplona, Aurelio Bidaurre, ha sido el encargado de contar a los representantes municipales las claves de la recogida separada de biorresiduos domésticos que de manera experimental se viene implantando en el municipio de Barañáin desde noviembre de 2013.
Bidaurre ha contado que el método empleado ha sido el del llamado “quinto contenedor”, es decir, la colocación de un recipiente más en las zonas de acopio donde ya existían los necesarios para el papel, los envases ligeros y los envases de vidrio. En concreto, han optado por contenedores de color marrón, que sólo pueden ser abiertos con llave por los vecinos que han mostrado su interés y compromiso con la iniciativa.
El técnico navarro ha detallado que el resultado está siendo “bastante positivo” puesto que se ha logrado la implicación voluntaria del 40% de la población de ese municipio (unas 3.200 familias), los llamados “impropios” (los materiales depositados erróneamente en ese contenedor) son alrededor del 2% de media y porque en términos globales, la tasa de recuperación de biorresiduos (sobre el total producido) ha ascendido en unos meses hasta alrededor del 35%.
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog