Asturias siglo XXI pero los vertidos de aguas fecales de Morcín y Ribera de Arriba al río Caudal siguen como en la Edad Media

Los vertidos de aguas fecales de Morcín y Ribera de Arriba al río Caudal continúan en pleno siglo XXI. En Morcín, Santolaya,  la capital del concejo, continúa vertiendo todas sus aguas residuales de forma directa al río Morcín justo en su desembocadura en el Caudal.
Eso a pesar de que ya se construyó un emisario de aguas residuales que sale de Santolaya y va en dirección a la depuradora de Las Caldas. Parece ser que esta obra, en alguno de sus tramos todavía no está terminada y los vertidos se siguen arrojando, de forma totalmente ilegal, en el río.
En Ribera de Arriba, al menos una parte de los vertidos de la capital del concejo acaban también en el río Caudal sin depuración, justo donde ahora se ha construido un pantalán para la práctica del piragüismo. Compartimos la necesidad de este pantalán pero creemos que es un sarcasmo que se quiera dar un uso lúdico y deportivo al río cuando todavía se siguen vertiendo al mismo las aguas fecales sin que se haga nada para evitarlo.
Al mismo tiempo, a lo largo de todo el cauce del río Caudal a su paso por Morcín y Ribera de Arriba todas las orillas, y el propio cauce, están llenas de basuras de distinto tipo, sin que nunca se haga ninguna campaña de limpieza por parte de las administraciones locales responsables.
Es lamentable que algunos colectivos se quejen frecuentemente de la presencia de animales de diverso tipo, como los cormoranes, los jabalíes y los lobos, y hagan la vista gorda o ignoren la contaminación de los suelos, el aire y las aguas de la comarca.

Fuente: Nota d eprensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog