Nuevo deporte en los ríos de Asturias pescar hasta la extinción: Ecologistas lamentan la última propuesta del gobierno del PSOE

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies lamenta que el Gobierno del Principado de Asturias siga atendiendo a las presiones realizadas por los pescadores y alcaldes para poder pescar salmones y truchas a pesar de las amenazas que sufren ambas especies, que en muchos casos van camino de su desaparición en muchas cuencas, tras décadas de explotación.

Creemos que la propuesta de las normas para el ejercicio de la pesca en aguas continentales del Principado de Asturias durante la campaña 2017 que nos ha remitido a los participes del Consejo de los Ecosistemas Acuáticos que se va celebrar el próximo lunes, es muy similar a la que el año pasado aprobaron con las complicidad de la mayoría de las sociedades de pescadores.
No tiene en cuenta la importante disminución de la pesca en los ríos, no se toman medidas adecuadas para garantizar la conservación de la riqueza biológica de nuestros ríos.

- Se sigue permitiendo la pesca de 4 salmones, sin diferenciar por Cuencas, a pesar de que en algunas se ha producido un reducción de los censados del año pasado a este, nosotros proponemos que en función de cada cuenca se limitara el numero a pescar, en algunos ni se podría por el peligro que tiene la especie con un retroceso constante en muchas cuencas.
- No se pone talla máxima del salmón a partir del 15 de junio, nosotros proponemos poner una talla máxima para el salmón de hasta 75 cm. Toda la temporada lo que beneficiaría a las grandes reproductoras.
- No se plantea la protección de la graveras, nosotros proponemos la creación de nuevos vedados en las principales graveras o zonas de desove de cada río, a fin de que se pueda repoblar por si mismo en estas zonas, queden libres de la presión y el tránsito de los pescadores.
- Se permite pescar antes 6 truchas cada día por pescador, nosotros proponemos 4 al día por la continua reducción de la especie en la mayoría de las cuencas.
- Se permite pescar truchas a partir de 19 cm., nosotros proponemos aumentar la talla mínima de las truchas hasta 21 cm. en todos los ríos, para que queden más truchas reproductoras en los mismos, excepto en el Eo que proponíamos como talla mínima 25 cm.
- Permiten pescar la Alosa spp. en todos los ríos menos en el Eo, nosotros proponemos sacarla de este listado de especies de pesca, al encontrarse catalogada por la UICN como vulnerable, es una especie anadroma y con una población todavía muy pequeña en los ríos asturianos.
- No se impide la repoblaciones con especies alóctonas, nosotros proponemos prohibir las repoblaciones con especies alóctonas como la trucha arco iris.
- Se propone un horario que va variando de 7,30 a 6,30 por la mañana a 21 a 22, 45 horas en función del mes. Nosotros proponemos especificar literalmente que está prohibida la pesca de noche y con ayuda de luces artificiales. Basta con autorizar la pesca desde el orto hasta el ocaso y quitar la tabla de horas. En las normativas viene un horario que no se ajusta a las horas diurnas, dependiendo si estamos a principios o finales de un mes, están pescando en total oscuridad lo que genera picaresca con las luces artificiales.

Hay ciertos sectores de la pesca recreativa en Asturias que, con el inexplicable apoyo de algunos alcaldes y contra toda evidencia científica, defienden una supuesta abundancia del salmón y trucha, abogan por permitir un mayor número de capturas y en aumentar los días hábiles y las zonas para su pesca, justo lo contrario de lo que hay que hacer ante la crítica situación descrita, que evidentemente es un problema grave de supervivencia de la especies tanto a corto como a medio y largo plazo y que como tal hay que abordar.
Está claro que además de reducir la pesca de los ríos por parte de los pescadores, que son con diferencia los mayores causantes del declive de la población, aunque es evidente que no el único.
Si no se toman medidas valientes y radicales tanto a corto plazo como de futuro, se está poniendo en peligro especies emblemáticas como el salmón a corto plazo, no podemos permitir que los caprichos de los políticos y el plegamiento a los intereses de ciertas asociaciones de pescadores que creyéndose propietarios del recurso entienden a los salmones como de su exclusiva propiedad, siguen anclados en una idea extractiva y depredadora de la pesca ya superada por los acontecimientos.
Si no somos capaces de atajar esta situación no dudamos que a muy corto plazo se acabe con la diversidad biológica de los ríos asturianos, que recordamos es patrimonio de todos,  no sólo de los pescadores.
No hay más que ver como ejemplo de mala gestión en Asturias que la pesca de la anguila sigue vedada mientras se permite la pesca de la cría la angula.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog