21 Febreru Día de la Llingua Materna: Nun vamos pidir permisu pa usar l'asturianu

La llingua materna como un derechu fundamental, obliga a los poderes públicos a reconocelu y n'Asturies incùmplese esta obligación.
Esti 21 de febreru de 2014, Día internacional de la llingua materna, proclamáu pola UNESCO en desenvolvimientu de la Declaración Universal de Derechos Llingüísticos, suscritos ente otros pol Estáu Español, volvemos reclamar el derechu al usu de toles llingües maternes en pie d'igualdá, como unu de los derechos humanos reconocíos pola mayoría de los organismos internacionales, como ye'l casu de la ONU.
Fuente: Nota de prensa de Compromisu por Asturies.

Como recueye'l mesmu artículu 7 de la Declaración, (1) “toles llingües son la espresión de una identidá y d’ un mou distintu de percibir y de describir la realidá, polo tanto tienen de ser a gociar de les condiciones necesaries pal so desendolcu en toles funciones” y que (2) “cada llingua ye una realidá constituyida colectivamente y ye nel sen d’una comunidá na que se fai disponible pal usu individual, como preséu de cohesión, identificación, comunicación y espresividá criadora” y el so artículu 10 (1) “toles comunidaes lingüístiques son iguales en derechu”, y que (2) “esta Declaración considera inadmitibles les discriminaciones contra les comunidaes llingüístiques basaes en criterios como'l so grau de soberanía política, la so situación social, económica o cualesquier otra, según el nivel de codificación, actualización o modernización que consiguieron les sos llingües”.
Ye patente que'l derechu a falar la llingua materna recuéyese como un derechu individual que va más allá de la reconocencia llegal del mesmu, y como derechu fundamental básicu de toa persona esti exerzse más allá de la regulación llegal concreta, qu'acordies con la Declaración a cencielles tien la obligación de protexer y fomentar l'usu de cada llingua materna, nun pudieron delimitar o negar el so usu yá que en casu contrariu taría frayando derechos fundamentales de los sos ciudadanos, y supondría una discriminación como podría ser por raza, relixón o sexu.
Asina dende Compromisu por Asturies esti 21 de febreru, apostamos por exercer el nuesu derechu a usar la nuesa llingua materna, y afirmarnos que nun vamos pidir permisu pa falar en asturianu, y vamos siguir esixendo'l respetu al nuesu derechu individual como falantes reconocíu pola ONU y l'UNESCO, y cualquier organización que quiera pa sí'l calificativu de democrática.
Tampoco vamos dexar de recordar nin la dimensión colectiva y comunitaria que tien la llingua, como un elementu fundamental de la identidá asturiana, nin la responsabilidá que tienen les instituciones asturianes, y tol arcu parlamentariu, por aición o omisión, na situación actual del idioma, que ta en peligru de desapaición según la UNESCO.
Paeznos qu’esti día ye tamién necesario recordar que n’Asturies ta incumpliéndose escandalosamente la declaración Universal de los derechos Llingüísticos, la carta Europea de les Llingües Minoritaries (que se refier esplicitamente al asturianu), y la Llei d’Usu y Promoción del Asturianu, que’l gobiernu asturianu ignora ya incumple conscientemente en materies como la escolarización, o presencia en medios de comunicación.
Poro, dende Compromisu esiximos, una vuelta más, la igualdá de derechos tanto de la llingua asturiana como de los sos falantes, la puesta en marcha d’un procesu de normalización real del idioma, y la oficialidá de la llingua asturiana, pa que seya posible que l’asturianu siga siendo muches xeneraciones una más de les llingües maternes del mundu.

Castellano.
La lengua materna como un derecho fundamental, obliga a los poderes públicos a reconocerlo y en Asturies se incumple esta obligación.
Este 21 de febrero de 2014, Día internacional de la lengua materna, proclamado por la UNESCO en desarrollo de la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos, suscritos entre otros por el Estado Español, volvemos a reclamar el derecho al uso de todas las lenguas maternas en pie de igualdad, como uno de los derechos humanos reconocidos por la mayoría de los organismos internacionales, como es el caso de la ONU.
Como recoge el propio artículo 7 de la Declaración, (1) “todas las lenguas son la expresión de una identidad colectiva y de una manera distinta de percibir y de describir la realidad, por tanto tienen que poder gozar de las condiciones necesarias para su desarrollo en todas las funciones” y que (2) “cada lengua es una realidad constituida colectivamente y es en el seno de una comunidad que se hace disponible para el uso individual, como instrumento de cohesión, identificación, comunicación y expresividad creadora” y su artículo 10 (1) “todas las comunidades lingüísticas son iguales en derecho”, y que (2) “esta Declaración considera inadmisibles las discriminaciones contra las comunidades lingüísticas basadas en criterios como su grado de soberanía política, su situación social, económica o cualquier otra, así como el nivel de codificación, actualización o modernización que han conseguido sus lenguas.”
Es patente que el derecho a hablar la lengua materna se recoge como un derecho individual que va más allá del reconocimiento legal del mismo, y como derecho fundamental básico de toda persona este se ejerce más allá de la regulación legal concreta, que de acuerdo con la Declaración simplemente tiene la obligación de proteger y fomentar el uso de cada lengua materna, no pudieron delimitar o negar su uso ya que en caso contrario estaría vulnerando derechos fundamentales de sus ciudadanos, y supondría una discriminación como podría ser por raza, religión o sexo.
Así desde Compromisu por Asturies este 21 de febrero, apostamos por ejercer nuestro derecho a usar nuestra propia lengua materna, y afirmarnos que no vamos a pedir permiso para hablar en asturianu, y seguiremos exigiendo el respeto a nuestro derecho individual como hablantes reconocido por la ONU y la UNESCO, y cualquier organización que quiera para sí el calificativo de democrática.
Tampoco vamos a dejar de recordar ni la dimensión colectiva y comunitaria que tiene la lengua, como un elemento fundamental de la identidad asturiana, y a todo el arco parlamentario, que por acción u omisión , en la situación actual del idioma, que está en peligro de desaparición según la UNESCO.
Nos parece que este día es también necesario recordar que en Asturies está incumpliéndose escandalosamente la declaración Universal de los Derechos Lingüísticos, la Carta Europea de las Lengua Minoritarias (que se refiere explícitamente al asturianu), y la Ley de Uso y Promoción del asturianu, que el gobierno asturiano ignora e incumple conscientemente en materias como la escolarización, o presencia en medios de comunicación.
Así, desde Compromisu exigimos, una vez más, la igualdad de derechos tanto de la lengua asturiana como de sus hablantes, la puesta en marcha de un proceso de normalización del idioma, y la oficialidad de la lengua asturiana, para que sea posible que el asturianu siga siendo muchas generaciones una más de las lenguas maternas del mundo.
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog