Si es una mejora par el río ¿Por qué no demoler las presas sin uso del río Eo?

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y Salternavia junto a la asociación de pescadores AEMS Ríos con Vida y  hemos solicitado ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico que se proceda al derribo de la presa ubicada en el río Eo entre las localidades de  San Tirso de Abres en Asturias y Trabada en Lugo. Se trata de una concesión de caudal de los 6.000 litros segundo, que fue autorizada en abril de 1907 y que caduca ahora su permiso, después de los 100 años concedidos

Dicha presa ya no tiene uso para aprovechamiento eléctrico, como tuvo en sus inicios hace 100 años. La demolición de este obstáculo supondrá una notable mejoría tanto para la calidad de las aguas como para la calidad del ecosistema fluvial del Eo. En concreto, dado el carácter de corredor ecológico y la atención que todo río merece por el art. 21 de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, la cuenca del Eo se beneficia,  más allá de su extensión concreta, de  lugar de interés comunitario del río, formando parte de la Reserva de la Biosfera Oscos Eo y Terras de Burón.
Hay que recordar que en el Eo existen poblaciones de especies ícticas migradoras como el sábalo (Alosa alosa), salmón atlántico (salmo salar) o lamprea marina (Petromyzon marinus), a la vez que es refugio de la escasa anguila (Anguilla anguilla). Es decir, la demolición de este obstáculo supondrá una mejora evidente para la fauna  ligada al cauce del Eo.
Los efectos de la extinción concesional y la demolición del obstáculo se sumaría a la extinción de otras concesiones y a la esperada eliminación de varios obstáculos que se han ejecutado en esta cuenca. A estos efectos, recordamos que otra importante concesión de Enel Greenpower España, S.L. fue objeto del respectivo expediente de extinción concesional en el 2011.
Por otra parte, se ha de tener en cuenta que en la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico, la presión por los usos hidroeléctricos es una de las mayores que soportan sus ríos (Vid. Memoria del Plan Hidrológico del Cantábrico Occidental. Revisión 2015-2015. Diciembre de 2015, pág. 103 y 108), que se registran 112 extracciones de agua con un volumen derivado de 13.287 hm3/año de un total de 15.192 hm3/año.
Esto causa una considerable alteración de las condiciones hidromorfológicas de la cuenca, que padece nada menos que 57 derivaciones en su parte occidental (pág. 109), cuestiones que se reflejan en el Anejo VII, del Inventario de Presiones y en el Anejo VIII de Objetivos medioambientales y prórrogas, previéndose la eliminación de obstáculos en el Programa de Medidas (pág. 45). En cuanto a la masa de agua específica del Río Eo, la explotación hidroeléctrica supone la detracción máxima autorizada de 189'2 hm3/año de un total de 260'1 hm3/año, contando este tramo con 30 azudes de entre 2 y 10 metros de altura y un desvío hidroeléctrico, reconociéndose sus efectos en diversas áreas de pesca recreativa, cuyas especies son la trucha común migradora o reo y el salmón atlántico, especies ambas que exigen ríos sin obstáculos.
Es decir, la eliminación de este obstáculo tras la pertinente declaración de extinción concesional supondrá una evidente mejora en la calidad de esta masa de agua.
También exigimos que mientras se demuela la presa se cancele la derivación de agua, para evitar la reducción del caudal circulante en el río.


Fuente: Nota e imágenes de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies y Salternavia
Publicar un comentario

Archivos del Blog