Solicitud de trabajo en una planta de ciclo combinado

A la asociación nos suelen escribir solicitando trabajo en temas ambientales; pero hoy hemos recibido una amable carta pidiéndonos trabajo como “mecánico en una planta de ciclo combinado”.
Nuestra contestación:

Hola y gracias por escribir, pero por desgracia no podemos ofrecerle un puesto de trabajo en una planta de ciclos combinados.
Primero por que somos una organización ambiental no una empresa energética.
Segundo por que estamos en Asturias y aquí ya se produce mucha más energía de la que se consume. No estaría mal que se sustituyesen las viejas térmicas de carbón por ciclos combinados de gas; pero en ese caso los puestos de trabajo serían ocupados por los de las centrales de carbón que se cerrarían.
Le recomiendo que o bien haga un cursillo de actualización para adaptarse a las necesidades de las energías renovables, un sector que tendrá una vida mucho más larga que el del gas. O dirija su currículum a direcciones ubicadas en los territorios que son deficitarios en energía, como son Madrid o la costa Mediterránea. Estas comunidades deberían ser solidarias con el resto y buscar su propio abastecimiento de energía, y de paso evitar las pérdidas en transporte. Espero que las soluciones que apliquen estén basadas en las fuentes de energías renovables, que en la actualidad ya han generado más de 100.000 puestos de trabajo en España.
De paso no estaría mal que pudieran volver los varios miles de jóvenes asturianos que han tenido que emigrar y que trabajan de camareros, recepcionistas, dependientes, o mileuristas en Madrid o el Mediterráneo. Con el apoyo gubernamental que se da a los proyectos de centrales térmicas en Asturias se podrían crear cientos de pequeñas empresas, que como han demostrado en Cataluña, son las que terminan generando puestos de trabajo, riqueza y eso que los expertos llaman tejido socioeconómico. Basta comparar la evolución de las cifras económicas y de población de los últimos 20 años de Asturias con las de otros territorios donde los ciudadanos y partidos, como el Partido Popular o el Partido Socialista, se oponen a la instalación de nuevas centrales o les exigen condiciones muy rigurosas. Como por ejemplo la distancia de 2 kilómetros a los núcleos de población. Una demanda que los mismos partidos políticos parecen olvidar una vez que atraviesan el túnel de Pando, tal vez porque sea el túnel más inseguro de España (Informe Seguridad en Túneles EuroTAP 2008).
Por último no puedo olvidar que la instalación de una central térmica supone la destrucción de decenas de puestos de trabajo y la alteración de la forma de vida de los vecinos del entorno. Esto es más severo en aquellos lugares donde se proyectan nuevas instalaciones. Como usted comprenderá es complicado mantener un restaurante, explotaciones de agricultura ecológica, o un alojamiento de turismo rural cuando al abrir la ventana el turista se topa con una central térmica o si lo prefiere un molino eólico mal ubicado.
Como ve los proyectos de centrales térmicas ponen en riesgo muchos puestos de trabajo de calidad y la calidad de vida de muchos vecinos.
Atentamente:
Antonio Rodríguez Dosantos
Publicar un comentario

Archivos del Blog