Nuevo juguete roto del Principado: Ecologistas exigen que la osita Molina vuelva a su hábitat natural

Fuente: Nota de prensa de las organizaciones firmantes.
Tras haber anunciado la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos el fracaso en el intento de reintroducción de la Osa “Molina” en la su hábitat natural, al haberse constatado la humanización de ejemplar capturado, las asociaciones ecologistas  que suscriben este comunicado exigen responsabilidades a quienes, faltando al compromiso de devolución del animal a la Naturaleza de la que procede, hayan actuado de forma intencionada para procurar la humanización del animal, tanto con anterioridad a su accidente, al ser su observación en el medio natural objeto de contrato mercantil a través del que determinadas fundaciones trafican y se lucran llevando a turistas a su presencia, con absoluto desprecio a la tranquilidad que es tan necesaria para esta especie, como tras el accidente, en el la clínica veterinaria y en Centro de recuperación de fauna de Sobrescobio, pues todo indica que su convalecencia ha sido objeto de visitas de curiosos allegados ajenos al proceso de recuperación del animal.

De esta humanización de la osa, que es la causa del fracaso en la adaptación a la vida en libertad, es responsable la propia Consejera, quien en su día, no tuvo reparos alguno en que le tomaran fotografías intentando acariciar a la osa, seguramente pensando ya en amansarla para que su cautiverio de por vida viniera oportunamente a perpetuar ese esperpento circense del cercado de Paca y Tola, que no es ni ha sido otra cosa que el testimonio de la barbarie de los humanos contra los animales.
Mostramos nuestro absoluto rechazo a la privación de la libertad de esta osa, que debe ser devuelta a la naturaleza, y exigimos que se esclarezcan los hechos causantes de su humanización, así como que se redoblen esfuerzos para la consecución del fin de la devolución del animal a su hábitat natural. Han de ser esta vez sustraídos de sus cargos y licencias quienes han demostrado con su negligencia en la protección de la osa, antes y durante la recuperación de sus heridas, que en absoluto están capacitados para la consecución del objetivo de reintroducción en la naturaleza de los animales salvajes, al haber procurado y fomentado el contacto humano, por completo perjudicial para la libertad de la osa herida, y cuyos efectos negativos eran fáciles de prever por cualquiera que tenga sentido común y un mínimo de entendimiento.
- Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.
- Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente- ULEX.
- Colectivo Ecologista de Avilés.
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog