Ecologistas denuncian el atentado ambiental de los dragados en el río Narcea de la CHC


Ecologistas denuncian el atentado ambiental de los dragados del río Narcea by EnVerde 
La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies denuncia ante la Comisión Europea las actuaciones de dragado del cauce del río Narcea que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico  está realizando en San Bartolomé, en el concejo de Belmonte, en la zona del coto de la Llonga, una de las mejores zonas salmoneras del río. El dragado se está haciendo en plena época de freza, o puesta de huevos de peces, pero este no es el único atentado ambiental que denuncian los ecologistas, otras especies de aves, mamíferos y anfibios se ven amenazadas por esta obra; muchas de ellas son seres que se encuentra protegidos por diferente normativa, española, europea o internacional como la Directiva Hábitats y el Convenio de Berna.
Los ecologistas esperan que la Confederación Hidrográfica dirigida por Ramón Álvarez Maqueda, cese en su empeño y que los diferentes órganos con competencia actúen tal y como corresponde impidiendo que se sigan produciendo  actuaciones con tal nivel de agresividad y destrozo medioambiental y  exigiendo las responsabilidades correspondientes.


Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.
La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies ha presentado  denuncia ante la Comisión Europea por las actuaciones  de dragado del cauce del río Narcea que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico  que se está realizando en San Bartolomé en el concejo de Belmonte en la zona del coto de la Llonga,  en el inicio de la  época de freza  en una de las mejores zonas salmoneras de este río lo que es decir en una de las zonas con mayor población de estos salmónidos de toda España.
Este organismo público está realizando unos desproporcionados dragados y cambios de cauces, así como la tala de vegetación, costumbre que equivocadamente creíamos erradicada, dados los evidentes daños y destrozos medioambientales que eso supone y los nulos beneficios de control de avenidas a medio y largo plazo que generan estas acciones, en vista de experiencias similares en otros lugares de Asturias.
Además de los dragados del cauce, se está eliminando el bosque de ribera. La vegetación de ribera es de importancia vital para la supervivencia de numerosas especies de aves, mamíferos y anfibios, muchos de estos estrictamente protegidos dada su catalogación a nivel regional, nacional e internacional. Destacamos a la nutria, a la rana común o al avión zapador, como ejemplos más significativos y claros cuyos hábitats están siendo destrozados en estos momentos por estas actuaciones.
Resulta cuando menos chocante que estas obras estén siendo realizadas por un organismo que forma parte del Ministerio a Agricultura,  Alimentación y Medio Ambiente y que por tanto debería de velar por la protección del ecosistema fluvial y no realizar obras que parecen encaminadas únicamente a afectarlo de una manera tan perniciosa. Con el silencio y complicidad del Principado por este desaguisado en los ríos.
La Confederación Hidrográfica está convirtiendo los ríos asturianos, en canales de evacuación de las aguas, con la perdida continua de naturalidad que se está consiguiendo con estas disparatadas obras.
Hemos de recordar que el Narcea por el hecho de mantener aún en sus aguas poblaciones de salmón atlántico, por mucho que parezca que desde unas u otras administraciones se intente exterminar, tiene la clasificación como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), lo cual implica que cualquier obra en dichos lugares necesitan de la previa aprobación de una Evaluación Preliminar de Impacto Ambiental, (EPIA), de la cual no tenemos constancia. Por otro lado dicho río está incluido dentro de la red Natura 2000, lo cual hace necesario el trámite de un Estudio de Impacto Ambiental, trámite mucho más complejo y restrictivo del cual igualmente no tenemos constancia de su realización.
Además de salmón, trucha y anguila, en las aguas ahora dragadas se encontraban zonas de desove de lamprea marina, especie catalogada  como vulnerable en el catálogo de especies protegidas del Principado de Asturias, así como en el correspondiente catálogo nacional. El desove realizado en primavera y en verano habrá sido destruido por las actuaciones citadas ya realizadas de dragado, al ser este tipo de actuaciones una de las principales amenazas de la especie tal y como reconoce el Libro Rojo de la  Fauna de Asturias.
Dicho atentado ambiental está afectando graveras de freza de salmón. Como sabe, la situación de esta especie símbolo de Asturias es muy delicada. Esto lo dicen las obras oficiales publicadas recientemente como "Ictiofauna Continental Española. Bases para su seguimiento, publicado por el CSIC en 2011”, o el “Atlas de los ríos salmoneros de los ríos de la Península Ibérica”.
Las obras se están realizando supone un claro incumplimiento de las condiciones limitativa de las actuaciones de mayor impacto sobre el río  al realizarse en los periodos de freza del salmón  que abarca desde noviembre hasta mayo.
También es un atentado contra las zonas de freza de especies vulnerables tiene la consideración de infracción muy grave según la LEY 4/1989, de 27 de Marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la flora y fauna silvestres y entendemos que puede ser delictivo según el artículo 334 del Código Penal. Resulta también una clara infracción a la Ley del Principado de Asturias 6/2002, de 18 de junio, sobre protección de los ecosistemas acuáticos y de regulación de la pesca en aguas continentales.
Dichas obras están afectando igualmente a la escasa población de madreperla de río (margaritifera margaritifera) presente en esos tramos del río Narcea especie que  ha perdido un 90% de sus poblaciones, según el Libro Rojo de los Invertebrados de la UICN, y presente en muy pocos ríos de Asturias y en escasísimos tramos. Las canalizaciones del cauce principal en el Río Narcea provocan alteraciones del flujo de las aguas que tiene consecuencias en la capacidad de arrastre y en la granulometría del lecho, además de que conlleva la desaparición del bosque de ribera y la eliminación de un sombreado favorable. Esta especie se encuentra protegida por diferente normativa europea o mundial como la Directiva Hábitats y el Convenio de Berna.
Desde la Coordinadora Ecoloxista esperamos que la Confederación Hidrográfica cese en su empeño y que los diferentes órganos con competencia actúen tal y como corresponde impidiendo que se sigan produciendo  actuaciones con tal nivel de agresividad y destrozo medioambiental y  exigiendo las responsabilidades correspondientes.
También esperemos que los pescadores deportivos del rio Narcea y sus afluentes se pronuncien contra este nueva agresión ambiental que padecen los cauces asturianos y las especies que los pueblan, por parte de las administraciones, amenazas verdaderamente importantes que extrañamente no parece que levante alarma en este colectivo pese a resultar una afección tan brutal sobre una especie tan codiciada por ellos como el salmón e incluso sobre los pozos y las puestas de pesca que están siendo alteradas y eliminadas en algunos casos. Es verdaderamente curioso que ahora se mire hacia otro lado y después se carguen las tintas de manera totalmente injustificada contra especies como el cormoranes, nutrias o garzas, especies con derechos de pesca mucho mas legítimos y arcaicos que los que creen tener para sí en exclusividad el colectivo de pescadores.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog