CCOO se opone a la incineradora por los riesgos para la salud y destaca que el reciclaje genera entre 4 y 10 veces más empleo

Contenedores de recogida selectiva en las instalaciones de COGERSA -Foto Asturias Verde-

Nota de prensa de CC.OO. Asturias
Tras aprobar la comisión delegada de Cogersa la construcción de la incineradora, CCOO reitera su apuesta por otro modelo de gestión que respete la jerarquía establecida en la Directiva Europea Marco de Residuos y que, en consecuencia, anteponga la prevención, la reutilización, el reciclaje y el compostaje a la incineración o el depósito en vertedero. En palabras de su secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente, Jesús Alonso, CCOO de Asturias advierte de que “la recogida selectiva genera entre cuatro y diez veces más empleo que la incineración; y además, en un mundo de recursos limitados, permite la reutilización de los materiales que componen los residuos”.
En lo referente al coste, Jesús Alonso se pregunta irónicamente quien pagará el préstamo de 250 millones de euros que se va a solicitar para la construcción de la planta, ya que la eficiencia energética de las incineradoras sólo es rentable si se combina la producción energética con la de calor, lo que no es el caso. “La incineradora la pagará toda la sociedad asturiana mediante un incremento de las tasas en el concepto de recogidas de basuras o mediante cualquier otra forma, pero la pagaremos”.
Atendiendo a la salud, CCOO alerta de los contaminantes nocivos que habría con la incineración, que es uno de los principales focos de emisión de dioxinas y furanos, dos de las sustancias que según el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes se deben eliminar.
Además, CCOO denuncia que Cogersa mantiene una tasa de tratamiento de los residuos sólidos urbanos muy baja, por debajo de los objetivos establecidos en el Real Decreto 252/2006. En base a esta norma, en 2008 se deberían haber recuperado 116.200 toneladas inorgánicas y sólo se recuperaron 51.2000. Jesús Alonso señala que esto se debe a la aprobación del Plan Futuro de Cogersa en 2001, cuando se apostó de forma tácita por la incineración, dejando de lado la mejora de la recogida selectiva y el tratamiento. “Así, se justifica la incineradora en base al argumento del fin de la vida útil del vertedero, ocultando que no se acaba con el vertido, ya que se generan cenizas y escorias, que además son sustancias más tóxicas que los vertidos normales”.
Para Jesús Alonso la incineración impedirá que en los próximos años haya un aumento sustancial del volumen de los residuos tratados, tal como exige la Directiva Europea Marco de Residuos, ya que “la necesidad de rentabilizar al máximo la planta obligará a mantener su funcionamiento al tope de su capacidad”. “En Asturias estamos ante una política contraria a la de la mayoría de países europeos que están planteando reducir o, como mínimo, limitar la cantidad de residuos destinados a la incineración”.
Por ello, CCOO de Asturias insta al Gobierno regional y a los ayuntamientos, que están manteniendo una actitud sumisa y servil, a que reconsideren la decisión y opten por un plan de gestión de residuos más racional y adaptado a las exigencias de la normativa, priorizando la recogida selectiva y el tratamiento de residuos frente a la incineración o el vertido.
+ MÁS INFORMACIÓN
Publicar un comentario

Archivos del Blog