Las empresas de la variante de Pajares del AVE en Lena llevan 65 sanciones de la CHC y casi 1 millón de € en multas



Las empresas que construyen la Variante de Pajares del AVE en la vertiente asturiana han sido  objeto en los últimos años de al menos 67 expedientes sancionadores de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

42 de ellos por realizar vertidos ilegales y 25 por otras infracciones a la Ley de Aguas.
En total las multas y sanciones impuestas alcanzan los 969.620,54 euros, es decir, casi un millón de euros, sólo en Asturias. A los que habría que añadir los expedientes sancionadores que puedan haber tenido en León y a las sanciones de otros departamentos de la administración como la Consejería de Medio Ambiente, la de Desarrollo Rural  o los Juzgados.
Las empresas expedientadas son las que forman las UTES de la Variante. Entre ellas destacan algunas como SACYR, FCC, Acciona, Ferrovial y Constructora Hispánica.
El número de expedientes es tan elevado y la cuantía de las sanciones (muchas de ellas graves) es tan alta que creemos que, además, la actitud de las empresas podría merecer reproche penal por atentar de forma reincidente y continua contra el medio ambiente.
Las denuncias que dieron lugar a esos expedientes han partido tanto de la propia CHC como de los vecinos de Lena, la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, otros organismo, etc..
Además creemos que muchos de los vertidos que se pudieron haber realizado, pese a los esfuerzos de la CHC, los demás afectados y los denunciantes no pudieron ser detectados (y sancionados) por la dificultad de descubrirlos y probarlos. Por eso, estos expedientes sólo constituyen “la punta del iceberg” y son una prueba del altísimo impacto ambiental de la Variante en el concejo de Llena y un anticipo de lo que podría ocurrir si las obras del AVE continuasen en el futuro hacia Uviéu y Xixón.
Además, como es sabido, las obras han supuesto un trasvase ilegal e indeseado de agua desde la cuenca del Duero a la del Cantábrico, al desviarse hacia la cuenca del río Caudal recursos hidrológicos de los acuíferos afectados por las obras que antes alimentaban los ríos de León.
Tristemente se constata que a las constructoras les resulta más rentable el pago de sanciones (en las pocas ocasiones en que  les pillan in fraganti) que cumplir con la normativa medioambiental. Por ello creemos que las medidas en esta materia deberían ser más severas. También deberían realizarse Estudios de Impacto Ambiental independientes de estas mismas empresas que incumplen la legislación y carecen de sensibilidad ambiental. Estos estudios deberían considerar el impacto del trazado en su totalidad (y no de pequeños tramos) para poder evaluar su impacto real.
Por todo ello, la Asamblea de Vecinas contra el AVE y la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies vuelven a pedir que se abandone definitivamente el proyecto de AVE en Asturies, que en nada beneficia a la población, se restaure el medio ambiente afectado por las obras, se sancione (proporcionalmente al daño infringido) a las empresas contaminantes y se destinen los recursos económicos a mejorar los servicios de cercanías y media distancia actualmente existentes.

Fuente: Nota de prensa de la Asamblea de vecinas contra el AVE y la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog