La contaminación por cancerígeno benceno vuelve a arrastrar las partículas en todo Gijón

Desde la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies hemos pedido información al Ayuntamiento de Gijón y a la Consejería de Fomento del Gobierno del Principado de Asturias para que nos detallen que paso ayer 9 de Febrero por la tarde para que se disparase de nuevo la contaminación en Gijón a valores importantes.

Los datos que facilitamos son los que facilita el Gobierno de Asturias en su web, de acuerdo a su  obligación de comunicación diaria de contaminación atmosférica y calidad del aire de la Directiva 2008/50/CE y el R.D 102/2011, cosa que no hace con las estaciones privadas que de forma intencionada ya que el Principado no facilita los datos en continuo de las estaciones privadas monitorizadas porque suelen ser peores datos que las de las públicas y eso que están escondidas. El Puerto del Musel tampoco facilita los datos de sus dos estaciones de control de la contaminación a diferencia del Puerto de Avilés que si facilita los datos de las estaciones propias que tiene.
Se dispararon las partículas contaminantes coincidiendo con un fuerte incremento del cancerígeno benceno que paso de 0,93 µg/m3 a 4,72 µg/m3 una subida del 525% en la estación de Pumarín que es la única que da datos en continuo del concejo. La Coordinadora venimos reclamando desde hace años que debe haber más cerca de la industria una estación que de datos de este peligroso contaminante en continuo.
Coincidiendo con esa subida se produjo un notable incremento en todas las estaciones urbanas  las partículas de menos de 10 micras, con algunos valores espectaculares todas a la misma hora, destacando.
- La estación del Llano donde se alcanzo el mayor incremento de las partículas de menos de 10 micras  con picos de 288 µg/m3 el peor valor de toda Asturias de ayer.
- La estación de la Arena donde se alcanzó picos de 165 µg/m3 de PM10.
- La estación de Roces donde se alcanzó picos de 139 µg/m3 de PM10.
A día de hoy los picos de contaminación de Pm10 no están regulados a pesar de los anuncios del Principado de su regulación. Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud recomendó en 2005 unos valores límite para partículas de 20 µg/m3 de media anual para las PM10 y un valor de alerta con una media diaria de 50 µg/m3 para las PM10, la tolerante normativa español esta 40 µg/m3 de media anual y de 50 µg/m para las 24 horas para las PM10.

Los picos de contaminación atmosférica disparan los ingresos hospitalarios en Asturias por enfermedades respiratorias de acuerdo a un estudio epidemiológico realizado por la consejería de Sanidad del Principado de Asturias.
La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a las partículas. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, las partículas se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de partículas más bajas posibles. Recomendación que el Principado incumple de forma significativa.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog