El sindicato CCOO pide abrir minas a cielo abierto en pleno Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Nota de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies:
Nos preocupa la disparatada propuesta de CCOO de solicitar el cambio de las actuales normas subsidiarias del concejo de Cangas de Narcea , que prohíben expresamente la minería a cielo abierto, lo que supondría abrir la puerta a nuevas explotaciones a cielo abierto en pleno corazón biológico de la Cordillera Cantábrica en pleno Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

La minería a cielo abierto es una actividad industrial que consiste en la remoción de grandes cantidades de suelo y subsuelo, que es posteriormente procesado para extraer el mineral. Desgraciadamente, este tipo de minas tiene un gran impacto ambiental, además generan muchísimo menos empleo que las subterráneas, por lo que resulta extraña que sea un sindicato quien realice esta disparatada propuesta, cuando este mismo sindicato  aprobó hace unos años una resolución contra la minería a cielo abierto.
La zona donde pretende la empresa minera Carbonar abrir el cielo abierto, es San Martín de los Eiros, es una zona con una importante  presencia osera que como todo el mundo sabe es una especie protegida a nivel estatal y europeo. Esta misma empresa tiene una escombrera ilegal cercana a ese lugar en Vega de Rengos, denunciada en reiteradas ocasiones por la Coordinadora Ecoloxista por los continuos incumplimientos de las condiciones ambientales.
Hay que recordar que en Asturias ya hay 2 minas a cielo abierto ubicadas en los concejos de Tormaleo en Ibias y  Cerrado en Degaña con un enorme impacto, del Grupo Victorino Alonso, explotaciones que como todos sabemos  no están garantizado la conservación de los empleos de los mineros de la explotaciones subterráneas de la misma empresa, eso que este empresario acumula decenas de denuncias en las explotaciones a cielo abierto, por incumplimiento de las condiciones ambientales impuestas, lo mismo que esta sucediendo en otras explotaciones similares de la Cordillera Cantábrica, por eso no deja de sorprender que ahora se nos quiere vender el cielo abierto como garantía del empleo de la minería subterránea, cuando ni garantiza el empleo ni destruyendo el medio natural.
Las minas a cielo abierto, tiene un notable impacto en el entorno, destacando:
- Modificación suelo,  la capa superficial natural que permanecía intacta con la extracción bajo tierra queda alterada irreversiblemente, dejando atrás un paisaje inerte.
- Modificación de los  acuíferos y los cursos de agua. Además, el arrastre de las partículas por el agua perjudica a la agricultura, al erosionar y esterilizar las superficies de cultivo.
- Desaparición del hábitat donde hay actividades ganaderos, o donde hay una fauna y flora del lugar que desaparece. La proximidad de las canteras a los núcleos de población produce también de manera indirecta nuevos problemas al medio ambiente, pues las excavaciones que ya carecen de cubierta vegetal se convierten en vertederos urbanos.
El incumplimiento continuo de las normas legales y la descoordinación de los organismos encargados del control de esta actividad minera han agravado el deterioro medioambiental de muchos de los espacios afectados. La mayor parte de los problemas derivados de la actividad minera persisten durante largos periodos de tiempo, no hay más que ver las minas que fueron abandonadas el estado que presentan décadas después en Asturias.

Las minas a cielo abierto alteran de tal forma el entorno natural que no es posible recuperar por completo el entorno, ni siquiera con la reintroducción de las especies originales como hemos visto en otros lugares de Asturias donde después de muchos de abandono de las minas  a cielo abierto por parte de Hunosa los espacios se encuentran degradados.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog