A feria pasada

Artículo sobre la feria taurina de Gijón
Autor: Juán Ignacio González. Portavoz de Los Verdes de Asturias de Gijón

Mi periódico lleva dedicándoles varias páginas diarias a los taurinos y a las excelencias de la pasada feria en el coso de El Bibio. No pasara nada, pues, si dedicamos las seiscientas palabras de esta crónica a defender la desaparición de dicho espectáculo, máxime si buena parte de este texto se fundamenta en una proposición no de ley que el grupo socialista en el Congreso (si tiene coraje suficiente) presentará el próximo otoño en la Cámara, y que plantea la modificación del Código Penal en materia de derechos de los animales.
El grado de respeto y protección de los derechos de los animales es un indicador del grado de humanización y civilización de cualquier sociedad. Los animales, como el resto de la comunidad biótica, no son cosas a disposición de su poseedor o propietario, sino seres vivos que sienten y actúan de manera autónoma. Es por eso que debemos considerar a los animales como bienes valiosos en sí mismos y otorgarles derechos que protejan aquellas cualidades de su existencia del daño y el sufrimiento que nuestra sociedad les puede ocasionar. En esto consisten los derechos: proteger bienes valiosos, en sí mismos, de cualquier lesión que les pueda menoscabar su existencia u ocasionar daños innecesarios.
En este empeño llevan muchos años implicadas las organizaciones de defensa de los animales y ecologistas españolas, que han reivindicado, con tanta fuerza como razón, la inclusión en el Código Penal de los delitos contra los animales. La labor y la existencia misma de estas organizaciones muestran cómo la sociedad española ha alcanzado un grado de conciencia muy superior al que reflejan nuestras leyes. Las organizaciones de defensa de los animales son, después de las defensoras de los derechos humanos, las más valoradas por los españoles según encuesta del CIS.....

Publicar un comentario

Archivos del Blog