La Coordinadora Ecoloxista denuncia ante la Comisión Europea los impactos del proyecto de planta de purines de Biogastur

Foto http://www.morguefile.com
La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies trasladó a la Comisión Europea los impactos asociados al proyecto de la construcción por la empresa BIOGASTUR de una planta de tratamiento de purines  en Navia que verterá el residuo final y altamente contaminante al emisor submarino que se incorporará directamente al mar en un Lugar de Interés Comunitario (LIC) Peñarronda-Barayo, ante el anuncio de la empresa de iniciar mañana las obras.
Esta denuncia se produce ante la falta de respuesta del Principado y del Ayuntamiento de Navia a nuestras alegaciones y sugerencias en los diferentes trámites del proyecto, que todavía no han tenido respuesta alguna,  a pesar de ello la empresa y socia CLAS anuncia el comienzo de estas.
Las 1060 toneladas diarias de purines que la empresa procesará diariamente generarán un vertido con una carga contaminante equivalente al de una población de 223.800 habitantes. Vertido sin ningún tipo de depuración previa que junto al de la papelera ENCE y la empresa Reny Picot, será echado directamente al mar a escasa distancia de la costa a través del emisario submarino existente. Este vertido es similar al que producirían 100 cubas con 10.000 litros de purines cada una y vertieran diariamente su contenido en cualquiera de las playas de la zona, imagen que cualquiera puede entender como algo inadmisible.
Desde la Coordinadora Ecoloxista no se entiende que el Principado de Asturias no haya exigido siquiera la elaboración del trámite de Evaluación Ambiental y menos aún que autorice un vertido de este tipo y cantidad.
Por mucho que se nos intente convencer de que esta planta es de las mas modernas de Europa, somos totalmente conscientes de que en cualquier otro país de nuestro entorno la solución que se tomaría con el material resultante final sería muy diferente y no verterlo indiscriminadamente a un entorno marino que aún es considerado por algunos como un gigantesco e inagotable vertedero, concepto que ya creíamos superado.
Hay que recordar que a este proyecto presentamos sugerencias en el trámite ambiental ante la Consejería de Fomento y  Medio Ambiente del Principado y alegaciones a la licencia del Ayuntamiento de actividad clasificada sin que ninguna de estas dos administraciones nos haya respondido a nuestros escritos, lo que ha generado  una clara indefensión por nuestra parte.
El Servicio de Aguas del Principado había planteado numerosas deficiencias en el estudio presentado por la empresa para aceptar el vertido de las aguas del proceso al emisario. Hay que recordar que la baja biodegrabilidad de las aguas del proceso y la imposibilidad de eliminar por vía biológica sus componentes nitrogenados, precisa de un tratamiento complementario.
No está garantizada con este nuevo vertido en el emisario la seguridad de las personas que usen las playas de la zona,  al carecer de un estudio de la calidad microbiológica del efluente que permita verificar el cumplimiento de la normativa de calidad de las aguas para el baño en las zonas de baño más próximas al punto de vertido del emisario y sus zonas de influencia.
No se tiene en cuenta el impacto de los olores, y se intenta vender la desodorización prevista como alternativa suficiente para reducir el impacto olfativo del proceso, cuando es de sobra conocido que el proceso de carga y descarga no se hace en un espacio estanco donde se pueda garantizar el tratamiento de todo el aire de las instalaciones, lo que repercutirá en el aumento de la elevada contaminación olfativa que ya hay en la zona.
Tampoco se menciona el impacto que ocasionarán los gases que se generan en el proceso de quemado del biogás en los motores, las fugas del proceso de biometanización y almacenamiento, y que sin duda repercutirá en aumentar la elevada contaminación del aire que ya hay en la zona.
No se tiene en cuenta la idea de la empresa de quemar el digestato, nos oponemos a la posibilidad de que el digestato seco se utilice como combustible en la papelera como pretende la empresa, creemos que por el valor biológico de este su único uso debe ser como abono de ahí la importancia de la logística del reparto de este productor del proceso, y que no está prevista por lo que nos tememos que se quiera quemar todo el digestato seco que se produzca.
Sin embargo y pese a todas estas múltiples deficiencias y despropósitos todos los organismos con competencia en el asunto siguen sin poner objeciones, estando hablando los responsables de la empresa de un plazo de finalización de las obras para finales de este año 2013.
Mucho nos tememos que finalmente si se lleva a cabo una instalación de este tipo y en estas condiciones de permisividad esto genere un punto de no retorno en la degradación medioambiental de la zona ya de por si degradada por las industrias altamente contaminantes presentes en la actualidad.
Fuente: Nota de prensa de la  Coordinadora Ecoloxista d'Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog