El "pelotazo" urbanístico que amenaza con destruir las dunas de la playa del Espartal

El Colectivo Ecologista de Avilés ha presentado alegaciones ante el trámite de alteración jurídica y permuta con la promotora Aldergaten por parte del Ayuntamiento de Castrillón, para permitir a la inmobiliaria construir decenas de viviendas y un hotel en las dunas del Espartal, lo que ahora no puede hacer en su finca.
La finca que pretende permutar el Ayuntamiento fue cedida por Asturiana de Zinc y es contigua a sus instalaciones, porque lo que es evidente la contaminación ambiental de la zona en cuestión tanto en el aire como en el subsuelo. La superficie total  es de 60.467 m2, de los que el convenio cede a la promotora 46.500 m2, el resto se trasforma en suelo para urbanizar sobre las dunas secundarias.

La finca propiedad en estos momentos de Aldergarten en la primera línea del complejo dunar de El Espartal tiene una superficie de 44.111 m2 y esta hipotecada en mas de 1,5 millón de euros. Una parte de esa finca tiene consideración de “Suelo No Urbanizable de Costas”, por lo que la superficie útil real es de algo menos de 30.000 m2.
Por lo tanto, no tiene sentido que la finca que el Ayuntamiento de Castrillón ofrece en permuta tenga una superficie mucho mayor, y transformar en suelo urbanizable una superficie mayor que la que tiene Aldergarten en su actual emplazamiento.
Aldergarten compró la finca en la primera línea del complejo dunar del  Espartal en fecha posterior a la publicación de la Directiva CE 92/43, por lo que los valores ambientales de la misma ya estaban protegidos en el momento de la compra, así que eso ya lo sabía la promotora.
Dicha finca tiene también unos valores ambientales innegables, por lo que están incluidos en el Lugar de Interés Comunitario Cabo Busto-Luanco. En dicha finca están presentes hábitats incluidos en el Anexo I de la Directiva 97/62 de la Comunidad Europea, que modifica a su vez a la Directiva 92/43, por lo que es muy difícil el que se pueda construir sobre ella. Hay que recordar que el estudio de detalle de este proyecto, resultó no aprobado en virtud de los informes técnicos ambientales y urbanísticos del propio Ayuntamiento, teniendo ambos en cuenta todos los condicionantes existentes.
Por lo tanto, si en dicho espacio no puede llevarse a cabo el proyecto presentado, el propietario del mismo deberá presentar otro que se ajuste a todos los condicionantes legales existentes, urbanísticos, ambientales y de cualquier otro tipo. Sorprende que el Ayuntamiento facilite una permuta que solo beneficia a la promotora, que no puede construir en su actual finca.
La finca que ofrece el Ayuntamiento de Castrillón forma parte también del complejo dunar de El Espartal y tiene por ello valores naturales similares o superiores a los de la finca propiedad de Aldergarten. Si de lo que se trata es de preservar valores ambientales, hay que recordar que en la finca que ofrece el Ayuntamiento hay también hábitats y especies protegidos por la Directiva 92/43 (y por la Directiva 97/62 que modifica la anterior).
Por lo tanto, no tiene sentido alguno hablar de que el objetivo de la permuta es la protección ambiental, ya que las dos fincas objeto de permuta tienen valores ambientales protegibles. El Ayuntamiento o cualquier otra administración competente, incurriría en delito si permitiera la destrucción de los hábitats y las especies protegidos por la legislación europea.
La finca que ofrece el Ayuntamiento esta afectada por el Plan Especial de Ordenación del Litoral de Asturias (POLA), por lo que no es susceptible de acoger proyectos urbanísticos como el pretendido por Aldergarten y recogidos en el propio convenio aprobado en el Pleno Municipal.
Hay que recordar que una de las obligaciones de las administraciones públicas es velar por la integridad del patrimonio natural, más aún cuando el mismo está protegido por la legislación europea o nacional, como es el caso.
Es por lo que esperamos que el Ayuntamiento y el Principado atiendan nuestras alegaciones, eviten llevar este pelotazo urbanístico a los tribunales de justicia españoles y europeos.
Fuente: Colectivo Ecologista de Avilés
Publicar un comentario

Archivos del Blog