El Dios de Internet Google recibe el premio Príncipe de Asturias de Comunicación

El jurado de los Premios Príncipe de Asturias elogia a GOOGLE porque contribuye "al progreso de los pueblos, superando fronteras ideológicas"; aunque Google sí que permite cerrar fronteras ideológicas y censurar a China, un gigante con millones de potenciales usuarios de Internet versión estado paternalista, que no de Internet libre. Supongo que si el que quisiera censurar y recortar Internet fuera un pequeño país al sur del Trópico de Cáncer, Larry Page y Sergei Brin (creadores de Google) le darían dos hostias virtuales y lo sumergirían una temporada en el siglo XIX.
Pero es lo que hay, el mundo virtual no es muy diferente del de Internet. El más grande y el más fuerte también tienen preferencia, se comen a los más chicos y son tratados con dignidad y respeto, aunque apliquen políticas totalitarias y restrictivas. Cuentan de Alejandro Magno que tras capturar a un pirata le soltó al pirata un discursito sobre lo indigno de su profesión. A lo que al final el viejo pirata le contestó: Soy pirata porque no tengo más que un barco. Si tuviera una flota, sería un conquistador.” Ante tal afirmación Alejandro soltó al pirata; aunque sus decendientes no han abandonado del todo el pirateo en el Mediterráneo y se dedican a tirar piedras al barco de Greenpeace. En Internet, China tiene una de las flotas más grandes del mundo y creciendo a una velocidad vertiginosa. Hay provincias que duplican la población de España.
Además no sería justo criticar la paja en el ojo de Google cuando tenemos tantas vigas en los ojos propios. No conozco ninguna empresa española y ningún político gobernante al que no se le vean los hilillos de babilla, caer por las comisuras de los labios, ante la posibilidad de firmar acuerdos o hacer negocios con el país más poblado del mundo. Así que quien esté libre de culpa que tire la primera china.
Como dice el lema del Dios Google "Don't Be Evil" (No seas malvado)
Publicar un comentario

Archivos del Blog