Denuncian un vertedero gigante "ilegal" en el corazón del concejo de Gozón

Vertedero Perdones. -Imagen Coordinadora Ecoloxista-
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies denunció al Gobierno del Principado de Asturias y la Confederación Hidrográfica que se está produciendo un vertido continuo, de tierras y materiales de excavación, con presencia igualmente de residuos de construcción y demolición (RCD) en unas parcelas ubicadas en el Alto del Palomo, en Perdones, concejo de Gozón.
Tanto el Gobierno del Principado, como la Confederación Hidrográfica, confirmaron a la Coordinadora que dicha actividad de vertido de materiales no está autorizada en ese lugar, al no estar legalizado ningún vertedero en la zona.
Fuente: Imagen y nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.

La carencia de autorización, quizás haya posibilitado el que se hayan vertido numerosos materiales que no son inertes con el riesgo que ello supone para el entorno de la zona, para los vecinos que utilizan las aguas de estos cauces. La zona de vertido afecta a los afluentes del rió Vioño, lo que puede producir una contaminación de sus aguas, los consiguientes efectos contaminantes para quienes lo usen, para huertas o ganado.
Este vertido continuo, supone una vulneración de la actual Ley de Residuos y del resto de normativa que la complementa, a pesar del tiempo en el que se llevan vertido el Ayuntamiento de Gozón no ha tomado ninguna medida para impedir estos vertidos continuos e ilegales. Estas practicas suponen una clara competencia ilegal para las empresas del sector que llevan sus residuos a vertederos legales, lo que supone un mayor coste, pero un menos impacto ambiental.
Hay que recordar que en Asturias hay varios vertederos legales para residuos de excavación y demolición, que reúnen las condiciones para evitar la contaminación de estos materiales, lo que no concurre en este vertedero ilegal.
Algunos materiales se convierten en peligrosos como consecuencia directa del medio en el cual han estado durante muchos años. Un ejemplo sería el de una industria en la que se han producido reacciones de superficie entre el material original inerte de los edificios y agentes químicos procedentes de procesos internos o próximos, arrastrados por el aire o el agua, y que han convertido en peligrosos a parte de los materiales de fábrica de la industria.
Algunas corrientes de RCD se convierten en peligrosas si materiales peligrosos se dejan en ellos y/o se mezclan con ellos. Este es el caso de envases de pinturas arrojados al acopio de ladrillos y hormigón.
Esperemos que las diferentes administraciones, procedan sin demora a exigir a los responsables la paralización de los vertidos, solicitar se proceda a retirar estos residuos y recuperar ambientalmente la zona, no puede quedar en una sanción ridícula como en otras ocasiones.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog