Ecologistas acusan a la Autoridad Portuaria de Gijón de complicidad en la muerte de aves protegidas


Ecologistas acusan de complicidad al Puerto de Gijón por muerte de aves protegidas by EnVerde
Un alca muerta. -Foto Coordinadora Ecoloxista d'Asturies-
La Autoridad Portuaria de Gijón comunicó a la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies que ha procedido a la paralización de las explosiones submarinas que se realizaban en los últimos meses, en la zona de los Astilleros Armón. Según denunciaron hace semanas los ecologistas estas explosiones podían ser la causa de la muerte de numerosas aves protegidas; además de estar originando graves daños en las vivienda de los vecinos del entorno. Ahora las explosiones se paralizan hasta que los Astilleros presenten un plan de prevención de la fauna.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.

No deja de sorprender, que tras varios meses de explosiones, a menos de un mes del fin de las obras, ahora el Puerto les pida algo que hasta ahora el Astillero no tenía; ya que ni el Puerto ni el Principado les pidió, para sorpresa de todo el mundo, al ser este plan preventivo obligatorio en una zona con especies salvajes claramente amenazadas por la actividad.
Hay que recordar que en la zona hay otras muchas aves protegidas de las que varias de ellas se han muerto, entre ellas Alca Común.
El Alca Común es una ave invernante esta recogida dentro del Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.
También hay otras que se pueden ver dañadas por las explosiones, no sabemos si lo fueron o no, porque ni los Astilleros ni el Puerto nos han informado donde están las aves muertas que ellos recogieron, como atestiguan varios testigos:
- Serreta mediana (Mergus serrator)
- Colimbo grande (Gavia immer) y Colimbo chico (Gavia stellata)
- Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)
- Tarro blanco (Tadorna tadorna) 
- Charrán patinegro (Thalasseus sandvicensis)
- Negrón común (Melanitta nigra)
A pesar de nuestros escritos, el Puerto de Gijón esta vulnerando la Ley de Acceso a la Información a esta Coordinadora de forma reiterada, no nos ha informado a pesar de nuestras peticiones de las autorizaciones que tenía la empresa Astilleros Armon para las explosiones y de su obligatorio control.
- Seguimos sin conocer si dichas explosiones están autorizadas.
- Seguimos sin saber  si existía  protocolo para evitar los daños a las especies protegidas, o las viviendas próximas.
- Seguimos sin saber quien controlaba las explosiones por parte de Puerto de Gijón, porque no solo producían la muerte de especies protegidas durante estas, sino también se produjeron daños importantes en las estructuras de varias viviendas de la zona.

Los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de delitos contra la fauna previstos en los artículos 336 CP (que contempla expresamente el método de las explosiones como de gran nocividad) y 335 CP, así como el previsto en el artículo 325 también del CP, pues con absoluto desprecio a las especies de fauna que puedan verse afectadas, las deflagraciones se repiten con la potencialidad lesiva intrínseca denunciada y provocan estragos en la preservación de la fauna local con resultado de muerte constatada de aves y peces marinos de forma incontrolada e irreversible.
Se ha de decir que la costa es un ecosistema natural que debe ser protegido sin necesidad de una declaración específica (STS de 25 de septiembre de 2003) y que existe un deber impuesto por la Ley de Costas de abstenerse de realizar cualesquiera actividades que puedan tener impacto en el mismo.
En cuanto a la intencionalidad, se ha de decir que las reglas de la lógica, de la experiencia y del recto juicio permiten asegurar que el agente de las explosiones, “Astilleros Armón, S.A.”, es consciente no solo de la eventualidad del riesgo para la fauna de las explosiones submarinas que está llevando a cabo, sino que lo es del perjuicio grave que está de hecho ocasionando a los ecosistemas naturales y del resultado de muerte de ejemplares de especies protegidas, pues la presencia de las mismas en la zona no puede ser desconocida por la denunciada, por mas que esta haya dicho que la Autoridad Portuaria no le informo de la existencia de aves protegidas en la zona, cosa que cuando menos resulta extraño, que sería complicidad por parte de la Autoridad Portuaria.
Esperemos que alguien llegue hasta el final, se sancione adecuadamente a los responsables, sirva para próximas obras donde antes de empezar se exijan medidas preventivas para evitar la muerte de las aves invernantes.
Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.
Publicar un comentario

Archivos del Blog