Se cumplen 1169 años de la llegada de la primera expedición vikinga a Asturias


Cuando los VIKINGOS llegaron a la península Ibérica by EnVerde
Restos de la muralla romana de Gijón - Xixón, en la época de los vikingos esta era la principal defensa de la ciudad, aunque no existen datos sobre el estado en que se podría encontrar. -Foto AsturiasVerde.Net-

Según el "Chronicon Sebastiani" o "Crónica Sebastianense", es en la ciudad de Gijón, el primer lugar en la península ibérica al que llegaron los vikingos a finales de julio o primeros de agosto del año 844. Seguramente se aprovisionaron de comida y de agua; y, aunque no desaprovechaban ninguna oportunidad para saquear o conseguir esclavos, no hay datos sobre este tipo de acciones en la costa asturiana. Lo que no quiere decir que no las hubiera; aunque al parecer no había mucho que saquear, ya que la Asturias marinera estaba poblada por pequeñas aldeas de pescadores, con una actividad comercial mínima debido a la crisis de las ciudades de la Edad Media y a la inestabilidad de las rutas comerciales, debido a la práctica extendida de la piratería, un viejo oficio en el que los Vikingos demostraron ser los más eficientes.

Sin embargo sí que se narra un enfrentamiento en Galicia entre vikingos y las tropas enviadas por el rey de Asturias, Ramiro I. Los guerreros nórdicos fueron rechazados; pero no derrotados, ya que la expedición prosiguió su viaje hacia su verdaderos objetivos que eran las ricas ciudades del Sur. Un mes después los Vikingos atacaron y saqueaban Lisboa, Cádiz y Sevilla, llegando a las puertas de Córdoba que con su medio millón de habitantes era la ciudad más grande y moderna del mundo Occidental.
El 11 de noviembre de 844 se libró la batalla de Tablada entre los musulmanes del emir Abd-al-Rahman II y los vikingos terminando con la victoria de los musulmanes. Según las crónicas los vikingos sufrieron más de 1000 bajas (aunque la propaganda de la época las multiplica hasta los 20.000), unos 400  fueron hechos prisioneros, además de perder unas 30 naves. Según unas fuentes ser ejecutados; aunque otras hablan de que se perdonó la vidad a los que se convirtieron al islam y terminaron instalándose como granjeros en la zona de Coria del Río, Carmona y Morón de la Frontera.
Sin embargo no fue una victoria total ya que los vikingos supervivientes en su retirada aprovecharon para saquear la ciudad de Niebla, en la provincia de Huelva.
Publicar un comentario

Archivos del Blog