Otra cantera más para el Occidente de Asturias

Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies lamenta que el Principado haya autorizado la apertura de la industria extractiva Aguileiro en el concejo de Castropol sin atender nuestras alegaciones, tal como nos ha comunicado el Servicio Minero, en plena crisis del sector, no se le ve mucho sentido una nueva cantera,
La empresa Excavaciones Méndez SA  plantea la apertura de una cantera en una superficie de 5 hectáreas entre las poblaciones de Niserias y Castro en el concejo de Castropol en unos terrenos rústicos de su propiedad que estaban  calificados en el actual  PGOU está clasificada por el Planeamiento vigente como Suelo No Urbanizable de Especial Protección, estando prohibida en este tipo de suelo la implantación de industrias extractivas, en todas sus modalidades, salvo las concesiones vigentes, lo que no es el caso. Por lo que el ayuntamiento tramito  una revisión parcial del PGOU para permitir a la empresa su apertura.
Hemos recordado en la tramitación que estas explotaciones conllevan numerosas afecciones al entorno donde se ponen porque no cumplen las condiciones ambientales que se les imponen por la convivencia de Ayuntamientos y Principado, efectos que se puede comprobar en otras canteras del occidente:
- Nubes de partículas de polvo debido principalmente a los movimientos de tierra, así como el transito de vehículos.  Los destinatarios de este impacto serán las personas, animales, plantas y los ecosistemas acuáticos superficiales.
- Aumento de La contaminación acústica tiene su origen en; las voladuras,  el uso de maquinaria en la ejecución de las obras y en las actividades del proceso, es decir, extracción y transporte del material  usando maquinaria pesada y tratamiento del mismo en la planta de elaboración.
- Afección  sobre la hidrología de la zona, que son el río Porcia y el arroyo Folgueira:
• Depósito de sedimentos en los cursos de agua, lo cual produce un aumento de sólidos en suspensión, alterando las condiciones de las comunidades bentónicas.
• Contaminación por vertido de sustancias contaminantes.
• Modificación de la red hidrográfica.
- La extracción del material de la zona de explotación supone un aumento de la inestabilidad de las laderas donde se realicen las explotaciones. El régimen pluviométrico de la zona  junto a la presencia de zonas desprovistas de vegetación o con mayor compactación superficial pueden aumentar los procesos erosivos superficiales, tales como aparición de cárcavas o el arrastre de sólidos en suspensión.
- El impacto que sufrirá la vegetación, será importante en tanto que se produce la eliminación total de las zonas afectadas, además se limita el  crecimiento o regeneración, al existir  factores que les afectan negativamente durante la explotación.
- La ejecución de las obras proyectadas y la explotación minera supone la realización de una serie de acciones que afectan negativamente a la fauna existente en su entorno., por lo que es preciso un inventario de especies susceptibles de sufrir en el ámbito definido en el estudio de impacto ambiental del proyecto, así como las medidas propuestas para reducir estas afecciones, teniendo en especial consideración las especies protegidas que viven en la zona o en sus proximidades.
 - Las  modificaciones morfológicas por  la explotación  provocará la aparición de formas artificiales a modo de huecos que impactarán sobre el medio circundante.  La cuenca visual de la explotación es amplia por lo que es preciso un proyecto de aminoración de este impacto.
- Estas explotaciones conllevan el transito continuo de vehículos de carga de gran tonelaje, que supone un severo impacto en las actuales carreteras existentes en tanto a seguridad como al mantenimiento de estas.
Publicar un comentario

Archivos del Blog