El Servicio Asturiano de Consumo exige a los bancos que eliminen la cláusula suelo de las hipotecas

El Servicio Asturiano de Consumo anima a los afectados a que reclamen la supresión de unas condiciones que el Tribunal Supremo considera “abusivas”. El Principado abrirá expedientes sancionadores a las entidades bancarias que las incluyan en los préstamos hipotecarios.

El Servicio Asturiano de Consumo ha requerido a las entidades bancarias que eliminen de las hipotecas la cláusula suelo que impide al consumidor beneficiarse de las bajadas de los tipos de interés de referencia. Este organismo, dependiente de la Dirección General de Salud Pública, recuerda que estas condiciones han sido consideradas abusivas por el Tribunal Supremo.

Consumo anima a las personas que hayan firmado una hipoteca con cláusula suelo a que soliciten a su entidad bancaria la eliminación de estas condiciones. Debido a la prolongada vigencia temporal de los préstamos hipotecarios, en muchos casos de más de 25 años, este tipo de cláusulas tienen una repercusión económica muy importante para el consumidor, que no puede beneficiarse de los hipotéticos descensos de los tipos de interés.
Las entidades bancarias han incluido en los contratos de préstamo hipotecario durante los últimos años la cláusula suelo que, al establecer el pago de un tipo mínimo de interés por el dinero prestado, impide al consumidor beneficiarse de las bajadas del tipo de referencia utilizado en la hipoteca, generalmente el Euribor.
El Tribunal Supremo, en una sentencia de 9 de mayo de 2013, considera que estas cláusulas son “abusivas” por falta de transparencia cuando concurre alguno de los siguientes motivos:
a) La creación de la apariencia de un contrato de préstamo a interés variable en el que las oscilaciones a la baja del índice de referencia repercutirán en una disminución de la cuota hipotecaria, cuando en realidad es un contrato a un interés mínimo fijo, variable nada más al alza.
b) Falta de información suficiente de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato.
c) Utilización de un techo para crear la apariencia de que la cláusula suelo tiene como contraprestación la fijación de un techo.
d) No haber proporcionado al consumidor en fase precontractual una simulación que incluya escenarios diversos con la previsible evolución de los tipos de interés.
e) Falta de advertencia clara y comprensible acerca del coste comparativo con otros productos de la entidad.
f) Inclusión de la cláusula entre una gran cantidad de datos que dificultan su comprensión.

Los consumidores afectados por una cláusula suelo abusiva deben dirigirse en primer lugar a su entidad bancaria, para solicitar su eliminación al concurrir alguno de los criterios establecidos por el Tribunal Supremo.
Si en el plazo de dos meses el banco no accede a su solicitud o no le responde, los afectados pueden presentar una denuncia ante el Servicio de Consumo del Principado de Asturias, ya que la inclusión de cláusulas abusivas en los contratos constituye una infracción administrativa sancionable en materia de consumo.
Fuente: Nota de prensa del Servicio de Consumo del Principado de Asturias
Publicar un comentario

Archivos del Blog