Ecologistas denuncian una fumigación "indiscriminada e intensiva" de herbicida cerca de un molino y un cauce de agua


Ecologistas denuncian fumigaciones cerca de un molino by EnVerde
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, denunció ante la Confederación Hidrografica y el Principado el uso de herbicidas de forma indiscriminada e intensiva en los alrededores de un molino de río situado, en las cercanías de la localidad de Covas d'Andía en el concejo del Franco, Asturias.
Los ecologistas consideran que dicha actuación pudo afectar tanto a la vegetación y fauna asociada a dichas corrientes de agua y así como a la calidad y características de la propia agua.
Se fumiga sin ningún control en zonas húmedas y colindantes con corrientes de agua, y por supuesto terminar dañando la salud de los vecinos, todo ello incumpliendo claramente con el Real Decreto Legislativo de la Ley de Aguas, poniendo en peligro la flora y fauna de los cauces.

Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies:
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, ha denunciado ante la Confederación Hidrografica y el Principado de Asturias el uso de herbicidas en los alrededores de un molino situado, a la altura del PK-1 de la Carretera FR-6 en la proximidad de la localidad de  Covas d'Andía en el concejo del Franco.
En dicho caso se produjo la utilización indiscriminada e intensiva de herbicida afectando íntegramente al canal de alimentación del mismo y al cauce que recibe las aguas del mismo, al haberse regado igualmente los alrededores del molino llegando hasta el mismo reguero. Considerando que dicha actuación ha podido afectar tanto a la vegetación y fauna asociada a dichas corrientes de agua y así como a la calidad y características de la propia agua.
Se fumiga sin ningún control en zonas húmedas y colindantes con corrientes de agua de diversas magnitudes, incumpliendo claramente con el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, poniendo en peligro la flora y fauna de los cauces.
Hay que recordar que estos productos, tienen efectos altamente tóxicos para animales y humanos. Estudios de toxicidad han revelado efectos adversos: toxicidad subaguda y crónica, daños genéticos, trastornos reproductivos, aumento de la frecuencia de anomalías espermáticas y carcinogénesis.
Estos herbicidas, además, contienen otros compuestos que pueden ser tóxicos, que sirven para facilitar su manejo o aumentar su eficacia. Entre estos ingredientes están el N-nitroso glifosato que, como otros compuestos nitrogenados, son cancerígenos, y el formaldehído, otro carcinógeno conocido que se forma durante la descomposición del glifosato. La mayoría  es  absorbido fuertemente por el suelo y es muy soluble en agua, lo que aumenta su peligrosidad en este caso al verterse al lado del cauce. La persistencia del estos productos varía de dos a seis meses. 
El glifosato es un herbicida no selectivo desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos. En diciembre de 2008, la revista científica Chemical Research in Toxicology (Investigación Química en Toxicología) publicó un estudio, en el que constató que el herbicida Roundup®, cuyo principio activo es el glifosato, es letal para las células humanas. Según el trabajo, “a dosis muy por debajo de las recomendadas para su utilización estimulan la muerte de las células de embriones humanos, lo que podría provocar malformaciones, abortos, problemas hormonales, genitales o de reproducción, además de distintos tipos de cánceres”.
Desde el Parlamente Europeo se estableció en 2009 la directiva marco para el uso sostenible de los plaguicidas. Pese a la gran cantidad de estudios que demuestran los efectos nocivos del glifosato y las recomendaciones del Parlamente Europeo, este producto es utilizado habitualmente en Asturias para matar la vegetación de las cunetas sin ningún control por particulares y Ayuntamientos.
Las consecuencias suelen ser nefastas, pues no sólo se consigue secar la hierba, sino que se afecta a los numerosos pies de árboles y arbustos que existen en los márgenes de nuestras carreteras, dejando un producto tóxico esparcido por todas las cunetas. Tanto la fauna silvestre como el ganado siguen pastando en estas zonas, por lo que se verán afectados por este herbicida tóxico. Se han fumigado incluso cunetas de zonas habitadas  con los riesgos que conlleva para los vecinos colindantes. 
Publicar un comentario

Archivos del Blog