Las centrales térmicas de ESBI en Corvera y Crevillent o como entienden el medio ambiente el PSOE y el Partido Popular

Crevillent es un bonito municipio alicantino de la comarca del Bajo Vinalopó, con 28.172 habitantes y una extensión de 103,30 km². Corvera es un bonito concejo asturiano de la comarca de Avilés, con 15.787 habitantes y una superficie de 46 km2. En Crevillent la empresa eléctrica ESBI proyecta construir una central térmica de gas de 100 MW. En Corvera la misma empresa ESBI proyecta construir una central térmica de gas de 860 Mw megavatios.
La planta de Crevillent está pensada para funcionar en periodos de demanda, como son los provocados por el aumento de la población en la costa mediterránea en verano en palabras de los promotores “esos periodos de crisis energética en los que el sistema eléctrico se cae”. La planta de Corvera está pensada para verter energía a tutiplén en la red (son plantas que presumen de las horas de funcionamiento) y que sea consumida en otros territorios; porque en Asturias, aunque duplicáramos nuestra población seguiríamos produciendo más electricidad de la que consumimos.
Mientras los responsables de ESBI sudan para explicar su proyecto de 100 Mw. a los vecinos de Crevillent. En Corvera los responsables de ESBI se fotografían sonrientes con los políticos del Ayuntamiento y Principado y se permiten el lujo de dar fecha al inicio de las obras de su planta de 860 Mw, sin que la misma haya pasado los trámites ambientales, que podrían denegar su proyecto.
Comparar las dos instalaciones sería como comparar la sede de la Caja de Ahorros de Asturias de la plaza de la Escandalera de Oviedo (12 plantas) con el Empire State Building, de Nueva York (102 plantas). Pero aún así no debemos olvidar que la planta de Crevillent contamina y generaría muy importantes impactos ambientales “generará ruidos y vibraciones, que afectarán negativamente a la calidad de vida de los habitantes de las viviendas diseminadas existentes en la zona. Las emisiones a la atmósfera de gases a altas temperaturas, producto de la combustión en la planta, afectarán a la población, en mayor medida a los que residen en las inmediaciones de la planta”. Estas no son palabras de un "ecologista en taparrabos", como nos califican los dirigentes de CC.OO. Asturias cuando criticamos las nuevas centrales térmicas. Estas palabras son del Partido Popular, del Partido Socialista y de Compromís (una coalición de partidos de izquierda valencianos).
¿Por qué esta enorme diferencia en la actitud política de políticos de un mismo partido?. Ya sabemos que aunque Zapatero y Rajoy suelten discursos sobre el medio ambiente, en realidad la única política ambiental que ejecutan sus partidos en el día a día local es la del ambiental-oportunismo. Aun así eso no explica por qué en Crevillent no ven beneficios a la planta y si un montón de problemas. Mientras tanto en Corvera el PSOE, el Partido Popular y la USPC ven la planta de ESBI como un proyecto estrella. Los historiadores dentro de unos cuantos decenios contarán, a quien quede, las razones auténticas; pero hoy en día parece cada vez más evidente el compromiso blindado que existe entre las compañías eléctricas y los grandes agentes socio-políticos asturianos, es decir el PSOE, Partido Popular, CC.OO., UGT e Izquierda Unida; que parece encaminado a admitir cualquier tipo de proyecto eléctrico (esperemos que la moratoria nuclear no termine) y que Asturias sea la pila eléctrica del norte peninsular.
Sobre Izquierda Unida no hay que olvidar que mientras estuvo en el Gobierno con el PSOE firmó el documento Estrategia Energética, que se ha manifestado a favor de la planta regasificadora de Gijón y que para las centrales térmicas ha pedido una metafísica “moratoria”, que es tanto como estar pero parecer que no o viceversa. Aunque en algunos casos las asambleas locales de Izquierda Unida, que tienen vida y sensibilidad propia, apoyen las plataformas sociales contra determinadas centrales térmicas. ¿Qué gana la clase política y sindical asturiana con este plan? No lo sé, ni lo sospecho. Pero sé lo que tendremos los cada vez menos asturianos, tendremos justo lo que están rechazando en las comunidades más ricas y prósperas de la península ibérica. Lo mismo que, de vez en cuando, también rechazan con argumentos ecologistas el PSOE y el PP.
Felicidades a los vecinos de Crevillent y en concreto a los de la partida del Boch Asociación de vecinos la 5ª Elevación. Y todo nuestro apoyo a la plataforma contra la Central térmica de ESBI en Corvera "Térmica de Corvera NON!"
Publicar un comentario

Archivos del Blog