El Ayuntamiento de Langreo quiere gallineros de hormigón y amenaza con ejecutar a las gallinas ruidosas


El Ayuntamiento de Langreo se plantea una nueva normativa sobre gallineros que implica serios cambios en la construcción de los gallineros. Lo más llamativo es la obligación de poner suelos de hormigón a los gallineros, lo cual tiene una lógica sanitaria; pero no está claro (no tenemos el proyecto de normativa) si el hormigón sólo afectaría a la caseta del gallinero o también a toda la zona por donde deben pasear las gallináceas. Esto último sería una tortura para unos animales que por naturaleza tienden a excavar para buscar insectos y gusanos.
Mucho peor lo deben estar pasando las gallinas de Cuesta d´Arcu, ya que la policía municipal se presentó el pasado martes a contar las gallinas unas 22. Al parecer la redada gallinil respondía, según declaró la Concejala de Infraestructuras y Urbanismo, María Fernández, a una denuncia presentada por uno de los vecinos de la zona. Lo más triste del asunto fue lo que le dijeron los policías municipales al dueño de las gallinas, y cuyas declaraciones recoge La Voz de Asturias, "Me dijeron que si en una semana no las eliminaba meterían una demanda por lo penal". Si eso fue así resulta muy triste y más propio de un policía municipal de Coslada, que de un agente que va sólo a recoger datos atendiendo una denuncia para intentar solucionar un problema. Ni la policía municipal, ni la señora concejala tienen derecho a exigir la eliminación de animales a ningún vecino. Salvo que la concejala quiera pasar a la historia como "La mata gallinas". Eliminar animales u ordenar la destrucción de una propiedad ajena es una decisión que debería tomar un juez y como ultimísimo recurso. No me parece que la policía municipal y ni la concejala sean tan tajantes con el resto de problemas con el ruido en Langreo, es decir: discotecas, bares, obras públicas o grandes industrias; pero claro contra un puñado de gallinas parece que todo es distinto.

6 comentarios:

Furaco dijo...

Donde hay gallinas siempre hay gallitos

Anónimo dijo...

A que ahora nos van poner les pites en el mapa de ruidos

Verde dijo...

Para la cría de gallinas en condiciones ecológicas se debe evitar la estabulación, permitir que las gallinas caminen e incluso que accedan a prados donde puedan recibir aire puro y hacer lo que debe hacer toda gallina comer granos, insectos y gusanos. Incluso hay reglamentaciones autonómicas sobre el tema. Por lo que no tiene sentido hormigonar, salvo que el Ayuntamiento de Langreo quiera atacar a la agricultura ecológica e institucionalizar la cría industrial de gallinas

Asturias Verde dijo...

Contestando a un correo que me ha llegado. Por supuesto que se pueden eliminar animales por razones de salud en caso de epidemias. Ejemplo los contagios por la gripe del pollo; aunque hay críticas por los exterminios masivos que se decidieron algunos países. También es cierto que algunas normativas locales sobre animales contemplan la ejecución de estos si no aparecen sus dueños en un plazo de tiempo determinado. Pero en este blog estamos radicalmente en contra de esos métodos y de ese tipo de normas. De todas formas ninguno de los dos casos tiene que ver con el tema de Langreo. Además estoy seguro que se pueden llegar a soluciones alternativas sin tener que recurrir a la eliminación de gallinas. Incluso hoy se ha sabido, por declaraciones de los concejales de IU, que no existe ningún reglamento sobre los gallineros. Así que espero que se solucione el tema, ya que están en juego las gallinas y los huevos de los langreanos.

Anónimo dijo...

Que dejen a las pobres pites y vayan a la Pomar a contar decibelios y las carreras de coches y motos que hacen por las calles

Anónimo dijo...

Si el gallinero pusiera un letrero de Iberdroola seguro que no las mataban ni las mandaban callar

Archivos del Blog