miércoles, 23 de septiembre de 2009

El cabo de Torres un observatorio de aves en territorio enemigo

El cabo Torres tiene algo mágico que comprendieron Astures y Romanos; pero que se ha olvidado en estos tiempos -Foto AsturiasVerde-

El cabo de Torres está situado en la zona oeste del concejo de Gijón, lindando con el concejo de Carreño. Se trata del saliente costero más importante de toda la costa gijonesa y proporciona abrigo al Puerto de Gijón o El Musel. En el año 1923 se construyó un faro, que ha sido recientemente rehabilitado al pasar a formar parte del denominado Parque Arqueológico Natural de la Campa Torres, ya que en el lugar se asienta un castro astur, que continuó muy activo durante la época del Imperio Romano. En el faro existe también un observatorio para aves, con paneles informativos sobre las especies que sobreviven, de momento, en el cabo. Todo el espacio natural está seriamente amenazado por dos proyectos de centrales térmicas (una de gas y otra de carbón) una planta regasificadora, parques de minerales y la ampliación del Puerto de Gijón. Un espacio natural cercado, pero no derrotado.
Video Ilustración
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog