La Memoria Digital de Asturias con el Copyright del Gobierno del Principado de Asturias

Un ejemplo y un reto: En la imagen despedida del "Batallón de Voluntarios del Principado" en Gijón, antes de embarcar en el vapor "Ciudad de Cádiz" con destino a Cuba, 21 de septiembre de 1896. Según los acuerdos en materia de derechos de autor y teniendo en cuenta que quien hizo el archivo digital es una institución pública, SÍ PUEDO utilizar la foto para ilustrar este post. Pero según las advertencias legales del Gobierno del Principado NO PUEDO hacerlo. A ver que pasa.

Se pueden ver, pero no tocar.
La idea de la Memoria Digital de Asturias es buena ya que resulta imprescindible que exista una biblioteca digitalizada con material gráfico, documentos y archivos de sonido de Asturias, a libre disposición de los ciudadanos, sin restricciones más propias del Franquismo (en esta Memoria hay que pedir autorización para todo) y preservando el Dominio Público. Poder donar sus obras a la colectividad sin restricciones de ningún tipo también es un derecho de los ciudadanos, que esta Memoria Digital asturiana no contempla. El Dominio Público, a pesar de acuerdos internacionales como el Convenio de Berna , esta siendo secuestrado en España por organizaciones como la SGAE o administraciones como el caso del Gobierno del Principado de Asturias. En la Memoria Digital el Principado impone serias restricciones para el su uso de los archivos, en la práctica se pueden ver y quizás utilizar para un trabajo escolar, pero poco más. No se pueden utilizar con libertad las imágenes para presentaciones públicas, libros o páginas web profesionales. Aunque sospecho que la Administración del Principado tendrá carta blanca para hacer con ellas lo que le plazca.
Repito que la medida, un banco de archivos público, es imprescindible, en España nos estamos quedan estancados en la era analógica y con el riesgo de perder una gran parte de nuestra memoria histórica. El ideal de las bibliotecas digitales libres es la Wikimedia Commons de la Fundación Wikimedia. En ella se pueden encontrar archivos de imágenes, audio y video. Quien dona la obra puede escoger entre varios tipos de licencia incluida la de Dominio Público. Países como los Estados Unidos están ya a decenios de distancia de nosotros. Allí las instituciones públicas no poseen los derechos de sus colecciones. Por lo tanto, no cobran tasas de autorización para el uso de ese material y, en general, no otorgan o niegan el permiso para publicar o distribuir material en sus colecciones.
A muchos internautas se nos cae la babilla cada vez que nos paseamos por la web de la Nasa, pero aún nos fascina más que casi todo el material gráfico es de dominio público o libre de derechos de autor. Por eso se pueden escribir artículos, hacer reportajes, presentaciones públicas o editar libros utilizando el material de la NASA. El resultado es que la historia del Mundo es cada vez más anglosajona, no sólo por el poder de los dólares, también porque ellos son la mayor fuente de material de libre uso. Esto significa que la información que contienen seguirá viva, se trasmitirá en libros, obras derivadas, webs, por los años de los años. Mientras que la información que está bajo un copyright se pudrirá almacenada, hasta que un día su propietario decida hacer limpieza.
Antonio Rodríguez Dosantos
Publicar un comentario

Archivos del Blog