La caca de la vacas y las lombrices son una fuente de puestos de trabajo

La empresa asturiana Lombriastur crea desde 1987 el Asturhumus, gracias a un ejército de lombrices rojas que reciclan el estiercol de las numerosas granjas ganaderas de nuestra tierra. La técnica se llama lombricultura y supone una alternativa para que la caca de vaca se transforme en una fuente de negocio y puestos de trabajo en las zonas rurales.
Video Reportaje

+ Más información y fotos
Publicar un comentario

Archivos del Blog