Residuos "tóxicos" asturianos son regalados a los agricultores gallegos y terminan como "abono" de sus campos

Parte de los residuos de la polémica. -Foto facilitada por la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.-
La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha pedido una investigación a la Xunta de Galicia y al Principado de Asturias de las razones por las que un residuo peligroso retirado de la localidad de Bervola en el concejo de Llanera, se está "regalando" a los agricultores gallegos uso agrícola en sus tierras.

Según informa la Coordinadora Ecoloxista:

Hay que recordar que en Bervola llego haber 41.612 m3, de hidróxido de calcio por parte de la sociedad EPA CALRPIN; que estuvo más de 20 años a la intemperie sin ninguna protección que evitara su filtración al suelo o el arrastre del viento; lo que llevó numerosos expedientes sancionadores por parte del Principado de Asturias una vez que fueron denunciados por este almacenamiento irregular.
El material acopiado tiene la consideración de residuo peligroso, código LER 06 02 01 de acuerdo a la lista europea de residuos.
Tras la denuncia del Principado a la Fiscalía, y después de una largo proceso el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo condenó el 10 de marzo de 1999 al promotor como responsable de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente que le obligaba, además de lo anterior, a retirar el depósito de hidróxido de calcio y proceder a la limpieza del terreno, sin perjuicio de no hacerlo lo haga a su costa la administración del Principado.
Como la sociedad desapareció y sus bienes se evaporaron, la Fiscalía requirió el cumplimiento de la sentencia durante varios años al Principado, por fin en 2016 se anunció la retirada por parte de la Consejera de Infraestructuras de este residuo y se contrató con Cogersa la retirada de una primera partida de 8.300 Toneladas.
En vista de la falta de posibilidad de valorizar estos residuos desde Cogersa se tuvieron que llevar al vertedero de residuos peligrosos del complejo de Serín.
El Principado de Asturias sacó un concurso, adjudico el contrato a la mercantil CESPA Gestión de Residuos, S.A del grupo Ferrovial, para trabajos de carga, transporte y entrega al gestor autorizado de los residuos para operaciones de valorización del acopio de hidróxido cálcico situado en la antigua parcela EPA CALPRIN y acondicionamiento final de la misma en la Bérvola, a realizarse en un plazo de 38 meses formalizado el 16/11/2017 en un importe de 1.596.657 euros.
Ahora resulta que las primeras toneladas de este material hidróxido cálcico que se lleva la sociedad CESPA SA se está regalando a los agricultores gallegos para uso agrícola por parte de la empresa gestora de residuos sin advertirles de la procedencia y el riesgo que pueda suponer este residuo peligroso, un negocio redondo para la empresa gestora de residuos.
Entendemos que este uso agrícola vulnera la sentencia que obligo la retirada de este residuos al entenderlo como residuo peligroso y su valorización, hay que recordar que la cantidad de este residuo que fue llevada al vertedero de Cogersa está dentro del vertedero de residuos peligrosos, no es muy normal que aquí este confinado en el vertedero aislado de residuos peligrosos y en Galicia se vierta a la tierra sin control por parte de los agricultores por lo que hemos pedido a ambos organismos información y los correspondientes expedientes sancionadores a la empresa contratada.

- ¿Qué control hay sobre el tratamiento del residuo retirado por parte de Cespa Gestión de Residuos, S.A y su gestión posterior?.
- ¿Se comunicó por parte del Principado a la Xunta de Galicia el traslado de este material para su tratamiento a una planta de la localidad de As Somozas?.
- ¿Tiene autorización de la Xunta para los vertidos en el agro gallego de este residuo peligroso sin medidas de protecciones?.
- ¿Qué alternativas baraja el Principado si no se puede valorizar el residuo en ningún proceso industrial, como hasta ahora no se consiguió?.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies. 
Publicar un comentario

Archivos del Blog