Ayer miércoles el cancerígeno benceno arrastró la contaminación que sufre Gijón

Desde la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha pedido explicaciones de que fue lo que paso ayer tarde en Gijón para que se dispararan las peligrosas partículas que continúan hoy, de acuerdo a los datos que facilita el Gobierno de Asturias en su web de acuerdo a su obligación de comunicación diaria de contaminación atmosférica y calidad del aire de la Directiva 2008/50/CE y el R.D 102/2011, cosa que no hace con las estaciones privadas que de forma intencionada ya que el Principado no facilita los datos en continuo de las estaciones privadas monitorizadas porque son peores datos que las de las públicas.

Se dispararon las partículas contaminantes coincidiendo con un fuerte incremento del cancerígeno benceno que paso de 1 µg/m3 a 4,74 µg/m3 una subida del 474% en la estación de Pumarín que es la única que da datos en continuo del concejo.
Coincidiendo con esa subida se produjo un notable incremento en todas las estaciones urbanas en las micro partículas y las partículas.
Destacando las partículas de menos de 2,5 micras que alcanzaron un pico de 95 µg/m3 en Roces, y una media de las últimas 24 horas de las PM2,5, de 26 µg/m3 con un fuerte incremento en todas las estaciones.
En la misma estación de Roces se alcanzo el mayor incremento de las partículas de menos de 10 micras con picos de 118 µg/m3 con un fuerte incremento en todas las estaciones.
La OMS estableció en 2005 unos valores límite para partículas PM 2,5 en 10 µg/m3 y un límite de 25 µg/m3 para las 24 horas que en este caso fueron ampliamente superados en todo Gijón, continúan hoy en el caso de Roces.
Los efectos que las partículas causan en la salud de las personas han estado históricamente asociados a la exacerbación de enfermedades de tipo respiratorio, tales como la bronquitis, y más recientemente también se han analizado y demostrado sus efectos sobre dolencias de tipo cardiovascular. Los últimos trabajos científicos sugieren que este tipo de contaminación,  está asociado con incrementos en la morbi mortalidad de la población expuesta y al creciente desarrollo del asma y alergias entre la población infantil. En el caso de las PM2,5, su tamaño hace que sean 100% respirables ya que viajan profundamente en los pulmones, penetrando en el aparato respiratorio y depositándose en los alvéolos pulmonares, incluso pueden llegar al torrente sanguíneo. Además estas partículas de menor tamaño están compuestas por elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos) que los que componen, en general, las partículas más grandes.
La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a PM. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, las partículas se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de partículas más bajas posibles.
Mientras tanto la Consejería de Fomento del Principado niega la gravedad del problema de que supone la contaminación del aire para la salud a pesar de que el propio Principado acaba de publicar este año el Estudio Calidad del Aire y Salud en Asturias con un detallado informe epidemiológico que es concluyente en cuanto el impacto en la salud de la contaminación y sus picos.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog