Los ecologistas alegan contra otra cantera en Las Regueras

-Imagen cedida por la CEA, Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.-

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado alegaciones ante la Dirección General de Minas del Principado con motivo del inicio del tramite ambiental  correspondiente al Plan de Labores del Permiso de Investigación de la cantera  “Ania II” en el concejo de la Reguera, por parte de la sociedad “Caleras de San Cucao.”
El proyecto consiste en realizar 2 sondeos para comprobar la posibilidad de abrir una cantera de calcita y dolomía para abastecer a la calera ubica en Agüera en Llanera. Este proyecto pretende identificar, caracterizar y eliminar o minimizar los posibles impactos ambientales generados por la realización de calicatas y sondeos geológicos, enmarcados en el Permiso de Investigación “Bonielles”.

Alegaciones
A nuestro juicio el estudio presentado por la empresa presenta numerosas deficiencias para poder valor el impacto de este proyecto.
- En este proyecto, como ya hemos indicado, se desecha el impacto acústico y geológico sin presentarse un estudio completo y detallado de acústica ambiental, así como un plan de control acústico en todas las fases del proyecto, con una adecuada planificación de los muestreos en las poblaciones más cercanas, como es el caso de Valsera.
Se accede desde el Escamplero, por la carretera AS-234 en dirección a Santullano. También se desecha la afección que puede suponer el aumento de tráfico. Nada se dice sobre si va a afectar a la conservación y siniestralidad de las carreteras que van a usar.
- Por no haber no hay ni un inventario de las aguas superficiales, ni se cita la afección a aguas subterráneas ni a los acuíferos existentes en la zona. No se valoran ni su posible contaminación ni afección por los propio sondeos. A pesar de la proximidad del rio Andallón.
-En el estudio presentado no se detalla el impacto de los movimientos de tierra que se puedan producir, ni cuál sería su grado de afección en el entorno.
Indefinición de apertura de pistas. El documento plantea poco menos que conseguir una "patente de corso" para la apertura de pistas de acceso, no solamente por la ausencia de restauración de las que se abran, sino por no delimitar cuántas ni dónde. Recordemos que la apertura de pistas requiere en sí misma una EPIA propia.
- Hay que recordar que la zona a investigar se encuentra sobre un suelo que está catalogado así en el Plan General de Ordenación de Las Regueras como de Interés Arqueológico y así está reflejado en la Carta Arqueológica de las Regueras tal y como se puede ver en la misma página del Ayuntamiento de Las Regueras. Allí se encontraron restos de un castro prerromano del cual partes se encuentran en la actualidad en el Museo Arqueológico de Asturias.
- No se encuentran los obligados sondeos a los vecinos afectados más cercanos (solo se cita su escasez), que por no saber no saben ni los detalles del proyecto. Hay que recordar una vez más que es preceptivo realizar el trámite de aceptación social del proyecto, que resulta imprescindible de acuerdo con lo establecido en el Convenio sobre el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente, hecho en Aarhus (Dinamarca) el 25 de junio de 1998, y ratificado por España el 15 de diciembre de 2004.
Por todo ello, ante las deficiencias del estudio presentado hemos solicitado al Principado que obligue a la empresa presentar un estudio completo que permita valorar adecuadamente el impacto ambiental de la actividad.
Publicar un comentario

Archivos del Blog