Según el informe de la necropsia la cría de la osa Tola nació muerta

La necropsia practicada a la cría encontrada muerta en el encame de la osa Tola el pasado 24 de enero revela que el animal nació muerto. El informe, elaborado por el catedrático de Histología y Anatomía Patológica del departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, señala que el ejemplar era una osezna hembra, con un peso de 327 gramos, que presentaba malformaciones cerebrales como la falta de encéfalo. Concretamente, el ejemplar presentaba malformaciones relacionadas con el desarrollo anómalo del tubo neural como son el cráneo bífido leve y la anencefalia.
García Marín afirma que esta malformación es incompatible con la vida y que se produce en los primeros estadios del desarrollo embrionario. Aunque se desconoce la causa concreta de la malformación, García Marín apunta a que puede estar relacionada con la edad avanzada de  la madre, Tola, que ya tiene 24 años.
En este sentido, el autor de la necropsia afirma que el alojamiento de la osa madre en condiciones controladas, así como la ausencia de otras alteraciones y lesiones, hace poco probable que la causa de esta malformación se asocie con tóxicos teratogénicos, hipervitaminosis A e infecciones víricas. “En este caso, es muy probable que esté relacionada con la edad avanzada de la madre”, aclara García Marín.

DOCUMENTO: Informe de la necropsia a la cría de la osa Tola.
Fuente: Nota de prensa del Gobierno del Principado de Asturias.
Publicar un comentario

Archivos del Blog