Video OCEANA reclama precaución a la Unión Europea al decidir las capturas de la anchoa en el Cantábrico

Pesqueros en un puerto vasco -Foto Asturias Verde-

Oceana reclama un enfoque de precaución de acuerdo con la evaluación de ICES, con un "total admisible de capturas de 6.000 toneladas" que asegure la biomasa de la anchoa. La organización de conservación marina recuerda que hubo que cerrar la pesquería durante 5 años tras 4 anteriores con bajos niveles de biomasa y capturas. En el año 2005 se calculó que la biomasa era de 9.500 toneladas, una cifra muy por debajo de las 33.000 toneladas recomendadas como precaución.
Video crónica


Nota de prensa de OCEANA

Oceana solicita que la UE siga las recomendaciones científicas para determinar el Total Admisible de Capturas (TAC) de la anchoa en el mar Cantábrico con el fin de evitar los errores pasados. El Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES/CIEM) ha propuesto un TAC de 6.000 toneladas según el principio de precaución, lo que evitaría un nuevo colapso de la anchoa como ocurrió en 2005.
La organización internacional de conservación marina considera que tras nueve años de datos negativos sobre la biomasa de la anchoa, esta recomendación permitiría la recuperación de esta especie sobreexplotada y aseguraría el futuro de la pesquería en el Cantábrico.
Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa, afirma que “la anchoa del mar Cantábrico es un stock increíblemente vulnerable. Pese a ser una especie con un ciclo de vida corto, al stock le ha llevado casi cinco años recuperarse del colapso que tuvo en 2005. Su lenta recuperación se ha debido a episodios de escaso reclutamiento, por causas aún desconocidas. Esta situación no solo amenaza la continuidad de la especie, sino la subsistencia de los pescadores. El estado actual requiere un TAC de 6.000 toneladas de acuerdo con el principio de precaución”.
El pasado jueves, Maria Damanaki, Comisaria Europea de Asuntos Marítimos y Pesca, difundió un comunicado en el que anunciaba una propuesta inicial de TAC de 15.600 toneladas. Oceana afirma que este documento, supuestamente basado en sólidas recomendaciones científicas, no está en línea con las de ICES y volvería a poner la biomasa del stock en niveles que amenazan seriamente la continuidad de la pesquería, según ICES.
Ricardo Aguilar insta a la Comisión a ceñir su propuesta a ICES: “La pesquería ha estado cerrada durante cinco años tras ignorar sistemáticamente las recomendaciones científicas y se ha reabierto este año con un TAC de 7.000 toneladas, de nuevo en contra de las recomendaciones de ICES. Dentro del espíritu de la reforma de la Política Pesquera Común, ¿quieren la Comisión y el Consejo perpetuar los fallos del pasado o avanzar hacia una verdadera sostenibilidad como se prometía en el Libro Verde?”
Oceana
Publicar un comentario

Archivos del Blog