Entrevista al ÚLTIMO vecino que resiste en el Alto de Aboño ante las escavadoras de la Autoridad Portuaria de Gijón

Ángel Varela el último vecino que resiste en el Alto de Aboño frente a los planes de la Autoridad Portuaria de Gijón -Foto Asturias Verde-

Después de al menos 2 milenios de ocupación humana sólo queda un habitante. El último vecino del Alto de Aboño, Ángel Varela, mantiene la resistencia ante los planes de la Autoridad Portuaria de Gijón de destruir este monte situado en la costa del concejo de Carreño. El proyecto supone cortar y desmontar, como si fuera un pastel, toda el área para crear un suelo destinado a la especulación. Ya que, a fecha de hoy, no hay ningún plan, conocido por los ciudadanos, para el uso que se pretende dar a la zona. La Autoridad Portuaria reclama suelo a costa de la destrucción de un monte y elementos históricos sin que se sepa para que lo quiere. Lo que deja en un extraño lugar el "beneficio público" de la actuación.
Para rematar hoy se publica en la prensa (noticia en La Nueva España - Noticia en El Comercio) que el Ayuntamiento de Carreño considera los derribos "legales", aunque no tengan licencia, y por tanto se lava las manos en este asunto. Según el Ayuntamiento, la Autoridad Portuaria no necesita pedir permiso, ni informar, para derribar los edificios, fuente, hórreos y resto de elementos del Alto Aboño. Un nuevo marrón protagonizado por la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Carreño, que sigue vendiendo una imagen de un concejo ideal, un país de "Tarta de fresa". Aunque La realidad es otra y la "tarta del Alto de Aboño" se la está comiendo enterita la Autoridad Portuaria de Gijón.
Video entrevista a Ángel Varela
Publicar un comentario

Archivos del Blog