El extraño caso del busto decapitado del Conde del Real Agrado

El busto decapitado del conde -Foto AsturiasVerde-

El monumento a la memoria de Amadeo Álvarez – Buylla, Conde del Real Agrado, se inauguró a la muerte del conde en junio de 1948 en Podes a pocos metros de su palacio y está situado en lo que muchos años después y en 1997 se transformó en un bonito parque con juegos para niños.
El conde no fue siempre conde, su origen es el de un emigrante que logró amasar una gran fortuna en Cuba y que de vuelta en España hizo importantes favores económicos al rey Alfonso XIII, que en agradecimiento, le concedió el título de Conde del Real Agrado.
Al parecer en Podes Amadeo Álvarez, usó las mismas artes con las que amasó su fortuna, comprando por las buenas o por las malas gran parte de las tierras de la parroquia; por lo que los vecinos no guardan buen agrado del conde y esto se vio reflejado primero en el rostro del busto que preside el monumento y hace unos años en la decapitación. La cabeza fue enviada a Madrid para su restauración; pero el destino hizo que se perdiera el envió.
En la actualidad el busto decapitado permanece en el suelo del parque resultado una imagen extraña para un parque. Y lo que resulta más preocupante es que el hermoso palacio permanece abandonado atrapado por un conflicto de papeles que impide su recuperación y perdiéndose elementos tan interesantes con la colección de coches antiguos que se encontraban en el Palacio.
Video crónica
Publicar un comentario

Archivos del Blog