Monumentos franquistas en Asturias y la Ley de Memoria Histórica

Monumento al dictador Francisco Franco, instalado durante la democracia, en 1977, en la Plaza de España de Oviedo -Foto AsturiasVerde-

No me gusta mucho la famosa Ley de Memoria Histórica, ya que me parece muy triste que después de tantos decenios se tenga que aprobar una Ley, para recordar a los Ayuntamientos la importancia moral y simbólica de los monumentos que adornan sus espacios públicos. Si las piezas guardan algún valor artístico su lugar es un museo; pero los espacios públicos son para reflejar los valores morales de la colectividad. Y los valores que se reflejan en algunas calles y plazas asturianas dejan mucho que desear. Lo más curioso es que lo de la memoria franquista no atiende a ideologías. Por mucho que discutan los políticos en la televisión, la realidad a pié de calle del discurso entre pro-demócratas y pro-franquistas resulta mucho más difusa y vaga (vaga de vagancia política). Hay ayuntamientos del PSOE e IU con avenidas dedicadas a ministros franquistas. Y si en Oviedo, gobierno Partido Popular, tienen calles y un conjunto de estatuas dedicado al dictador Francisco Franco. En Nava, gobierno del PSOE, tienen en su plaza central un monumento dedicado a José Antonio. Pero es Oviedo quien se lleva la palma de la memoria franquista, entre otras cosas porque el monumento anteriormente citado a Franco fue instalado en 1977, es decir bajo la monarquía parlamentaria en la que vivimos ¿!¡?. Aunque bien mirado ¿Por qué nos extraña de esta situación?. A fin de cuentas el actual Jefe de Estado no fue elegido democráticamente. Fue designado por el dictador Franco, saltándose incluso la línea dinástica, y refrendado por las cortes del último régimen franquista de Europa. Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado 1947. No hubo juicios a la represión franquista y no se revisaron los privilegios y beneficios que algunos oportunistas consiguieron gracias al régimen. Nuestra constitución fue redactada entre otros por exministros de Franco. Incluso hace menos de un año la Fiscalía del Estado nos recordaba a todos que los crímenes que se cometieron durante el Franquismo “están cubiertos por la Ley de Amnistía de octubre de 1977. Esta norma declaró exentos de responsabilidad penal a los autores de «todos los actos de intencionalidad política (...) tipificados como delitos y faltas con anterioridad al 15 de diciembre de 1976”. Así que se liberó a los presos políticos, no porque llegara la democracia; si no para garantizar la impunidad de los que se habían beneficiado con la dictadura Franquista. Supongo que nunca veremos una Ley de Memoria Histórica para todo lo anterior. Así que tendremos que conformarnos con quitar piedras y cambiar placas.
Video ilustración: Monumento a José Antonio en Nava

Video ilustración: Monumento al dictador Francisco Franco en Oviedo
Publicar un comentario

Archivos del Blog