Escandalo en el Ministerio de Sanidad con el tema del aceite de Girasol contaminado

El Ministerio de Sanidad dice que el aceite afectado está fuera de la cadena alimentaria; pero a la vez recomiendan no consumir aceite de girasol en general y sin citar marcas. Las autoridades quitan hierro al asunto y a la vez dan una alerta que afecta a todo el aceite de girasol, produciendo un brutal perjuicio para las compañías españolas que no están implicadas en este tema.
Resulta alucinante que a estas alturas del siglo XXI no exista una base de datos para poder saber en cuestión de horas de donde viene, donde se embotella y a donde va un producto tan básico como el aceite.
La realidad es que no son ni horas, ni días, ni semanas, la falta de información por lo visto viene de meses, ya que la partida de aceite contaminado parece que venía entrando en España, procedente de Ucrania desde el mes de febrero. De momento publicamos el comunicado del Ministerio de Sanidad:
== COMUNICADO DEL MINISTERIO DE SANIDAD ==
Detectado aceite de girasol contaminado por aceites minerales.
Francia notificó ayer a través de la Red de Alerta Comunitaria que aceite procedente de Ucrania presentaba contaminación por hidrocarburos alifáticos procedentes de aceites minerales. Francia ha informado de que el aceite se ha distribuido a la mayoría de países de la Unión Europea, entre ellos, España. La Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ya ha difundido esta información por la red de alerta a todas las Comunidades Autónomas.Ante esta situación, como medida transitoria, y en cumplimiento del principio de precaución, el Ministerio de Sanidad y Consumo recomienda, en primer lugar, no consumir aceite de girasol. Además, envía un mensaje de tranquilidad a la población:
• Si lo ha consumido, no debe preocuparse porque los procesos de refinado y dilución del aceite sitúan la contaminación en niveles mínimos, lo que significa una baja exposición y la ausencia de riesgo para la salud.
• Si no lo ha consumido pero lo tiene en su domicilio, reténgalo sin consumirlo, hasta que se informe acerca de las marcas que pueden utilizarse sin reserva alguna.
MEDIDAS QUE SE ESTÁN ADOPTANDO
La AESAN, en representación del Ministerio de Sanidad y Consumo, y miembros del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ya han reunido a las empresas importadoras de aceite de girasol (AFOEX) para conocer el destino del aceite procedente de Ucrania que haya llegado a España desde el mes de febrero. Estas empresas ya han indicado a sus clientes que retengan la mercancía y paralicen el procesado y envasado de este producto.
Aunque hay análisis que constatan que parte de la mercancía importada no está contaminada, por el principio de precaución, se está tratando todo el producto como sospechoso hasta que se tenga la absoluta certeza de qué cargamentos están libres de contaminación.
La AESAN ha celebrando esta tarde una reunión con las asociaciones que engloban a las pequeñas y grandes superficies comerciales y con la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) para garantizar que no se saca al mercado aceite sospechoso y para conocer las marcas que podrían estar afectadas por la contaminación. Según la información recabada hasta el momento, la gran mayoría del aceite potencialmente contaminado (por sospecha de origen) está fuera de la cadena alimentaria o en fase de retirada antes de su comercialización.
No obstante, hasta que no se recaben los datos de las empresas de distribución es imposible asegurar que una parte del aceite sospechoso no haya llegado al consumidor final.
Publicar un comentario

Archivos del Blog