Red Eléctrica monta el cerco eléctrico a Gijón con 400.000 voltios para Tremañes

Líneas de alta tensión en Gijón -Foto AsturiasVerde.com-

La Coordinadora Ecologista de Asturias presentó ante el Ministerio de Medio Ambiente su rechazo al proyecto de subestación eléctrica proyectada por Red Eléctrica para el barrio de Tremañes en Gijón. La planta de alta tensión sería de 400.000 voltios y estaría ubicada a menos de 500 metros de uno de los barrios obreros de la ciudad.
El emplazamiento previsto es la al oeste de la localidad de Lloreda, al sur de La Peñona, al norte de la carretera regional AS-326, al lado del vertedero clausurado de Tremañes, en una superficie de 40.000 metros cuadrados, contiguo a una mancha de vegetación asociada al paso del río Pinzales. Formada por especies tan interesantes como encinas y robles, bosques aluviales residuales, ambos hábitats de interés comunitario, prioritario el segundo de ellos.
Además del impacto de la subestación hay que tener en cuenta el impacto de las líneas de alta tensión que va llegar a estas subestaciones en un número importante y que van a multiplicar el impacto de estas nuevas instalaciones; al menos 2 líneas de 400.000 voltios que la unirían con las subestaciones de Bimenes, Carrio y Musel.
Para hacerse una idea de todos los impacto directos y asociados hay que tener en cuenta los siguientes que traería:
- Impacto paisajístico notable tanto de las líneas como de la subestación con afección a los suelos que ocupa.
- Afección a la salud de los colindantes por los campos magnéticos calificados por la OMS, siempre muy prudente, como posiblemente cancerígenos en relación con la leucemia infantil y con numerosas referencias científicas sobre su impacto sobre la salud de sus colindantes. No podemos olvidar que las líneas previstas van a cruzar zonas muy pobladas.
- Aumento de los ruidos de fondo, por el constante zumbido de las líneas
- Aumento de incendios forestales y otros. La propia memoria de la fiscalia de medio ambiente recoge este riesgo que no se puede minimizar.
- Aumento de la contaminación por la ozonización, por el efecto corona de las líneas en los alrededores de estas, aumento un contaminante muy presente en la región.
- Interferencias electromagnéticas, se generan importantes campos eléctricos y magnético, que lo produce una emisión de energía en forma de ondas electromagnéticas que generan interferencias que afectan a la radio y la televisión, redes wifi, aparatos inalámbricos, sobre todo cuando existan antenas situadas a una distancia cercana.
- Posibles escapes de hexafluoruro, este gas, presente en la aparamenta eléctrica (interruptores) de las subestaciones, que tiene un gran efecto invernadero.
El desconocimiento total que tienen los vecinos colindantes de la subestación y la línea, que no han sido informados por el Ayuntamiento de Gijón de los riesgos asociados a estas instalaciones, que tantas movilizaciones están llevando en otros lugares de Asturias y de España, subestación Santa María de Grao, línea Lada a Velilla, etc. No tiene sentido tantas nuevas instalaciones eléctricas con su fuerte impacto en una región que ya exporta mas del doble de la energía que produce, que tiene un alto nivel de eficacia, reconocida por Red Eléctrica como el mas alto en prestación de servicios y con índice muy reducido de cortes eléctricos.
+ Más datos: Los ecologistas presentan su rechazo a la nueva subestación de Red Eléctrica para Tremañes en Gijón
Publicar un comentario

Archivos del Blog